‘Canelo’ Álvarez es el único boxeador de puños mexicanos capaz de mover en la actualidad a fans y grandes sedes del deporte en Estados Unidos como el Hard Rock Stadium.

En la calle Bicentennial en McAllen, Texas, un mural con su rostro de piso a techo acompañado de símbolos que aluden a su identidad jalisciense se elaboró esta semana por el artista urbano Alexandro o @popc_ulture (por su mote en Instagram).

Además, junto al turco Avni Yildirim, devolverán una pelea de box al estadio de los Delfines de Miami, sede del Super Bowl 54, algo que no ocurría en 34 años. Será la primera batalla del ‘Canelo’ en 2021 y, a la vez, significa el mayor número de peleas que ha tenido en un periodo de 12 meses. Esto no sucedía desde 2011, cuando por última vez hizo cuatro peleas en un mismo año y se estrenó como campeón mundial.

”Es un honor para mí pelear en un estadio tan importante. Sin duda, es una gran motivación", dijo Álvarez en español en el Hard Rock Stadium.

El momento del ‘Canelo’ en EU coincide en tiempos del retiro de Floyd Mayweather Jr. y los 18 meses de inactividad de Manny Pacquiao. Con las restricciones de público debido a la pandemia, Álvarez se presentará el sábado ante un 20% de aforo permitido en el estadio de la NFL, con capacidad para 65,000 asientos. Los precios de las entradas oscilan entre los 55 y 750 dólares.

“Miami es una gran ciudad deportiva que ha estado hambrienta de grandes noches de pelea. Pero esta es la segunda con los fans y la cuarta visita al sur de Florida en total en poco más de 12 meses.

Creo que vamos a empezar a ver más peleas importantes aquí y ciertamente estamos buscando construir algo en el estado”, dijo en un comunicado el director de Matchroom, Eddie Hearn.

El boxeo del Canelo es garantía de imán de fans. Cabe recordar que en el 2016 la pelea contra Liam Smith atrajo a 51,000 personas al AT&T Stadium en Arlington, Texas.

“En nuestra última pelea, 12,000 personas fueron permitidas y sonaba como si el estadio estuviera lleno”, dijo Álvarez sobre su victoria sobre Callum Smith en el Alamodome en San Antonio el 19 de diciembre.

“Con suerte, pronto podremos regresar a los tiempos normales y completar un estadio como este. Pero ya sean 15,000 o 100,000 aficionados, siento que estará a pleno rendimiento. El apoyo de la gente es increíble y estoy muy agradecido”.

Álvarez peleó anteriormente en el área de Miami cuando era adolescente, hace 12 años. Ahora regresa a sus 30 años con cinturones de título en las clases de peso súper welter, peso mediano y peso semipesado.

"Soy realmente muy afortunado de estar nuevamente aquí y abrir un nuevo lugar de boxeo. La mayor parte de la preparación ya está hecha. Esta semana se trata principalmente de mantener el peso, entrenamientos ligeros y repasar lo que hicimos en el gimnasio", dijo Álvarez, que desea convertirse en el campeón indiscutible de peso súper mediano con (54-1-2, 36 KOs).

Su rival Yildirim (21-2, 12 KOs) peleará por primera vez en dos años.

“Cada peleador que viene a pelear conmigo trae un incentivo adicional. Yildirim es un luchador fuerte, siempre presionando y listo para la batalla. Obviamente, todos sabemos que tengo mejores habilidades de boxeo, pero nunca se sabe. Un golpe puede cambiar y arruinarlo todo. Pero estamos listos”.

En menos de dos años, ‘Canelo’ ha vencido a Gennadiy Golovkin, Daniel Jacobs, Sergey Kovalev en 175 libras y Callum Smith en 168. Ante Avni Yildirim intentará unificar la división de las 168 libras. El enfrentamiento que ronda en las menciones mediáticas del mexicano es una tercera pelea ante Gennadiy "GGG" Golovkin, que cumplirá 39 años en abril.

“Un par de cosas de mi entrevista con el ‘Canelo’. Dijo que la meta es definitivamente ser indiscutible en 168. Mostró mucho respeto a BJS (Billy Joe Saunders) y Plant. Si todo sale bien, peleará el 8 de mayo, en septiembre y espera pelear también en diciembre. Eso querría decir que son cinco peleas en 12 meses”, tuiteó el periodista de box, Dan Rafael.