Jorge Gutiérrez es un competidor que busca medirse contra los mejores jugadores. en el 2014, México se emocionaba porque la ambición del chiuahuense lo llevó a convertirse en el cuarto jugador mexicano en la NBA. El desenlace en la mejor liga del mundo no fue el esperado, regresó a México tras 47 partidos repartidos en tres equipos diferentes, luego del desconcierto, Jorge ha buscado los medios para hacer crecer su nivel en las ligas más competitivas.

Actualmente, se encuentra en Alemania jugando para Hamburg Towers con quienes tiene contrato por una temporada.

“Siendo un competidor, siempre me motiva jugar contra lo mejor del mundo. Después de la NBA, Europa tiene las mejores ligas, es por eso que me emociona jugar en esta parte del mundo”, explicó el basquetbolista a El Economista.

Esta temporada, el mexicano se encuentra entre los 12 mejores encestadores de la easyCredit BBL al promediar 15.1 puntos por partido con 27:47 minutos de juego:

“Mi objetivo es seguir mejorando y ayudar a mi equipo a ganar juegos. En lo personal, quiero demostrar que me encuentro bien físicamente al igual que puedo seguir compitiendo a cualquier nivel”.

Con 11 partidos disputados los Towers no atraviesan su mejor momento, pues se encuentran penúltimos en la tabla de posiciones de la bundesliga: “En lo personal, el cuerpo y mente se encuentran bien por lo que he podido jugar bien. Sólo necesitamos mejorar como equipo para ganar juegos importantes”.

El objetivo de Jorge en el baloncesto no ha dejado de ser la NBA, con la ayuda de sus agentes ha logrado jugar en diversos equipos de Europa, pues las condiciones para salir adelante como profesional no se encuentran en México.

“La Liga alemana es de las más reconocidas en Europa. Una liga dura en la que si se juega bien se puede tener la oportunidad de jugar en mejores equipos”.

El basquetbolista explicó que son varios los jugadores latinos que buscan hacer carrera en el viejo continente. según los registros de la liga, el único jugador latino además de Jorge es Michael Carrera, de Venezuela. En la Liga Endesa de España, considerada la segunda mejor del mundo, se encuentran cinco latinos.

“Es simple, cuando demuestras talento y deseo de competir en un nivel alto, siempre tendrás opción de jugar en Europa”.

Jugar a tal nivel le ha significado sacrificio, pues para el basquetbolista la familia lo es todo y ha vivido mucho tiempo alejado de ella: “Viajo solo. Mis compañeros de equipo me ayudan mucho a adaptarme al país. He sido muy afortunado de encontrarme con muy buenas personas en las que puedo confiar en cada país en el que he jugado”.

Jorge Gutiérrez no es un personaje que guste de llamar la atención, se muestra serio ante los medios de comunicación. La revista Proceso lo describió como ensimismado y retraído; sin embargo, sabe que para impulsar sus proyectos es necesaria la ayuda de patrocinios, redes y medios de comunicación. El chihuahuense ha encaminado un proyecto llamado Somos Guerreros que en un principio consistía en campamentos de verano para niños y desde el año pasado se convirtió en una escuela permanente en su entidad.

Para la tarea cuenta con agentes que se encargan de algunas negociaciones, una de sus personas de confianza es su representante de relaciones públicas, Adriana Barrón:

“Debo mantenerme en buen nivel deportivo y ser un buen ejemplo. No soy mucho de fotos, redes o entrevistas, pero lo hago cuando me lo piden porque es importante para las marcas que me apoyan”.

Al estar tanto tiempo alejado del país, su proyecto sale a flote gracias al grupo de trabajo que ha logrado consolidar, “trabajo con un conjunto de personas que tiene mi confianza 100% para coordinar el proyecto Somos Guerreros”.

Al finalizar su carrera como basquetbolistas profesional, buscará seguir relacionado al deporte al que le ha dedicado toda la vida.

[email protected]