El BNP Paribas Open ha sido considerado como el quinto Grand Slam en gran parte porque los tenistas pertenecientes a la ATP y WTA han votado por él como el mejor Masters 1000 durante los últimos cinco años consecutivos.

Otra de las razones de su prestigio es por la derrama económica que genera.

Indian Wells Tenis Garden logra alcanzar un impacto financiero de 406 millones de dólares para la región del valle de Coachella California, de acuerdo con el último reporte realizado por el torneo en el 2017.

A nivel nacional, se posiciona como el segundo torneo de tenis con mayor relevancia en Estados Unidos tomando en cuenta los aspectos económicos, superando al Miami Open, que brindó 368 millones de derrama económica y comparte la misma categoría de Masters  1000.

El reporte del torneo menciona que el impacto que tuvieron las renovaciones al estadio Indian Wells Tennis Garden en la edición 2017, que cuenta con una capacidad para 16,000 personas, lo convirtieron en el segundo complejo más grande al aire libre, tan sólo después del Arthur Ashe, estadio principal del US Open.

La remodelación de instalaciones involucró la creación de 5,759 empleos y un total de 439,261 aficionados asistieron al torneo durante el periodo de dos semanas que tiene de duración. En promedio cada persona asistió tres días y 87 % de todos los espectadores no era de la región, lo que equivale a 123,675 visitantes.

“Más allá del impresionante impacto económico de BNP Paribas Open en la región, el evento sirve para promover la marca de estilo de vida al aire libre de Greater Palm Springs, tanto a nivel internacional como nacional. Como destino conocido por la recreación al aire libre durante todo el año y la belleza escénica, así como los eventos anuales de renombre mundial, el BNP Paribas Open resume atributos que atraen a 13 millones de visitantes a nuestro valle cada año”, comentó Scott White, presidente y CEO de Greater Palm Springs.

Ellison, el hombre detrás del éxito

Larry Ellison es el magnate de Indian Wells y quien le ha dado al torneo el toque de prestigio. Es el creador y CEO de la compañía de informática especializada en bases de datos, Oracle, y uno de los hombres más ricos del mundo, según Forbes, con una fortuna estimada de 64, 500 millones de dólares; lo que permitió al magnate estadounidense en el 2009 comprar el torneo por 72 millones de dólares. El torneo lo adquirió porque es aficionado del tenis y de Rafael Nadal.

“Tener a alguien como Larry en nuestro deporte con esta pasión por el tenis es algo fantástico, ¿no? Al mismo tiempo, tiene una visión global del mundo en general debido a las cosas que experimentó con su vida y con el negocio”, dijo esta semana el tenista español.

La gran inversión del dueño ha hecho que el torneo se haya ganado el nombre de “el paraíso del tenis”, en gran parte porque además de contar con tenistas del máximo en nivel y las mejores opciones gastronómicas; Ellison y los organizadores realizaron una renovación masiva de jardines, flores, palmeras y exhibiciones de agua en todo el lugar.

Así lo menciona el director de Mercadotecnia del torneo, Philippe Dore. “Tenemos un hermoso destino, con un hermoso clima, instalaciones y excelentes restaurantes. Es el Indian Wells Tenis Garden por lo que hicimos una gran inversiones en jardines a propósito y no nos apena exagerar en el número de flores y palmeras. Estamos muy orgullosos de hacer éste un lugar especial. Si haces un viaje a causa del tenis, queremos que sea aquí”.

Además, el torneo contrató a la compañía de producción que previamente trabajó en Super Bowls y Series Mundiales. Sobre cuestiones deportivas tampoco se han quedado atrás, tan sólo en el primer año a cargo de Larry Ellison en el 2010 fue el primer torneo que implementó la tecnología de ojo de halcón en cada una de las canchas del evento. Después, esta herramienta fue adoptada por todos los eventos pertenecientes al circuito ATP.