Roger Federer ya no persigue al primer puesto de la clasificación ATP, que actualmente ocupa Novak Djokovic tras ganar los últimos tres Grand Slams en Londres, Nueva York y Melbourne.

“El ranking, a los 37 años, ya no es la prioridad”, dijo en una conferencia de prensa en Ginebra.

“La idea para mí es estar bien de salud, saber que puedo ganar torneos, saber que puedo vencerlos (Djokovic y Nadal), y eso es un placer”, dijo en unas declaraciones recogidas por The Indian Express.

“Tan pronto como sientas que no tienes esa oportunidad, entonces tienes un problema. Incluso si mi clasificación baja aún más, no es un problema para mí. Pude ganar un Grand Slam hace dos años siendo el 17º del mundo. Prefiero estar en el puesto 17 que en el tercero”.

El suizo jugará este mes en Dubai mientras que ya, de cara a marzo, estará en los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami. Luego, decidirá qué torneos usarán de preparación en su vuelta a la tierra batida, que tendrá como colofón su regreso a Roland Garros. El suizo se encontraba en su país presentando la Laver Cup de este año.

“Hablamos de eso en Melbourne, hablamos de lo emocionado que estábamos Nadal y yo de que vayamos a estar en el mismo equipo otra vez”.

Más de 1, 500 personas asistieron al Palacio Eynard para ver a Federer y Bjorn Borg promocionando la Copa Laver 2019.

“Gracias por venir. Espero encontrarme en septiembre en la Copa Laver. Me encanta pasar tiempo con Bjorn, uno de mis mayores ídolos. Él fue genial”.

Federer dio algunas actualizaciones importantes sobre su calendario a corto plazo. Hace unas semanas, su entrenador Severin Luthi había dicho que Federer jugaría sólo un torneo de tierra batida en preparación para el Abierto de Francia.

“Actualmente estoy en Suiza antes de viajar a Dubai para la preparación y la práctica. Estoy haciendo la preparación aquí, pero estoy feliz de poder pasar tiempo con mi familia aquí. Después de Dubai jugaré en Indian Wells, Miami y después uno o dos torneos de arcilla antes de Francia”.