Fueron 281 semanas consecutivas en las que el golf varonil no había conocido otro rey que no fuera Tiger Woods. En poco más de cinco años, la constancia y el buen golf que había caracterizado al estadounidense parecían inamovibles y, en un futuro cercano, no se veía quién pudiera arrebatarle la cima de la PGA a uno de los mejores golfistas de todos los tiempos.

Pero en octubre del 2010, gracias a los escándalos y la baja en su nivel de juego, el imperio de Woods en el ranking de la PGA se vio modificado por primera vez en un lustro y abrió un panorama con varios aspirantes a la sucesión.

Los relevos de la corona

Actualmente, el ranking es dominado por el inglés Luke Donald, de 33 años, quien consiguió el número uno al ganar el BMW PGA Championship, del circuito europeo. Con esa victoria, superó al inglés Lee Westwood, quien ocupaba el trono desde el 25 de abril.

Donald entró por primera vez en el top 10 en el 2006. Su mejor puesto en el orden mundial había sido el segundo lugar, aunque llegó a ser el mejor de la clasificación europea en el 2007. Atesora cuatro victorias a lo largo de su carrera, pero nunca ha ganado ningún grande, donde ha conseguido un tercer puesto en el Masters del 2005 y en PGA Championship del 2006, año en el que también ganó la Ryder Cup.

Westwood, el primero después de Woods

Sin embargo, el primero en relevar en el trono del golf profesional a Tiger fue el inglés Lee Westwood. El jugador inglés, de 38 años, logró el primer puesto de la clasificación mundial gracias a una combinación de resultados que lo puso en la cima de la PGA.

Aunque el reinado apenas le duró hasta febrero de este año; pese a no haber ganado ningún Major, el golfista inglés se convirtió de nueva cuenta en el número uno del 24 de abril al 28 de mayo. En total, Westwood ha logrado 35 victorias en su carrera profesional, apenas dos de ellas en el Tour de la PGA, 21 en el Tour europeo y cuatro en el Tour japonés.

Hoy, Westwood ocupa el segundo puesto del ranking mundial con un total de 401.28 puntos.

Kaymer, el rey por un mes

Le sigue en el listado el joven alemán Martin Kaymer, quien ocupó la cima de la PGA sólo por un mes. Kaymer ha logrado en su carrera un total de 17 títulos, nueve de ellos en torneos europeos.

El alemán inició su carrera profesional en el circuito europeo del 2005 y apenas el año pasado obtuvo su primera victoria en un torneo Major, al ganar la edición 92 del PGA Championship, convirtiéndose así en el segundo golfista alemán en coronarse en un Major.

Los estadounidenses, al acecho

El número cuatro en la actualidad es el estadounidense Steve Stricker. El golfista, de 44 años, ha ganado 10 torneos PGA, pero nunca se ha coronado en un Master. Su mejor papel en un Master fue en el PGA Championship de 1998, donde concluyó segundo. En los primeros días de este mes, se adjudicó el título del Memorial Tournament.

Phil Mickelson completa el top five de la lista. El estadounidense se caracteriza por ser el mejor jugador zurdo en la historia del golf, con un total de 41 victorias profesionales, entre las que se destacan 35 dentro del PGA Tour, de los cuales cuatro han sido en Major: tres Masters de Augusta (2004, 2006 y 2010) y un PGA Championship (2005).

Además, fue el segundo deportista mejor pagado del 2010, por detrás de Tiger Woods, cobrando 40 millones; sin embargo, no ha logrado alcanzar la cima de la PGA. Hasta ahora.