Zaragoza. Con un autogol del portero brasileño Diego Alves, el Real Zaragoza, que dirige el mexicano Javier Aguirre, derrotó 1-0 al Almería en el estadio La Romareda para salir de la zona de descenso y tener un respiro esta semana.

Con este resultado, en el cierre de la jornada 33 de la Liga de España, el Zaragoza llegó a 36 unidades y escaló dos posiciones, para ubicarse en el lugar 17 y mantenerse hasta ahora, en la Primera División.

Almería, por su parte, se complicó aún más la situación ya que con 26 puntos continúa último de la tabla.

Conscientes de que en juego estaba la salvación, a mbos equipos salieron a arriesgarse para abrir pronto el marcador y ante el mayor dominio de los visitantes, los pupilos del ex seleccionador de México optaron por jugar al contragolpe.

Fue hasta pasado el cuarto de hora que los "maños" poco a poco generaron peligro, sin embargo el buen orden de la zaga almeriense evitó que el balón llegara siquiera a su arquero brasileño Diego Alves, quien hasta los 20 minutos tuvo trabajo.

Y es que el cancerbero alcanzó a despejar con mucho esfuerzo un remate de cabeza de Braulio Nobrega y el balón le cayó al uruguayo Carlos Diogo, que intentó perforar las redes con una tijera pero el pampero Hernán Pellerano despejó en la línea. La pelota siguió rondando en el área pero los "blanquillos" no le atinaron a la meta ni una sola ocasión.

Con esta jugada, los anfitriones se crecieron y fueron mejores en la recta final del primer periodo, sin embargo su pésima puntería evitó que rompieran el cero.

Para el complemento, el Zaragoza continuó con el buen ritmo y controló las acciones. Al minuto 57, Angel Lafita dio un nuevo aviso pero le faltó fuerza y su disparo lo alcanzó a desviar el guardameta brasileño.

El cuadro de casa tuvo más oportunidades pero cada uno de sus remates terminaba estrellado en los postes, la más clara llegó a los 67, cuando Nicolás Bertolo intentó batir a Alves, quien hizo gala otra vez de sus buenos reflejos y atajó, el balón le cayó al francés Florent Sinama que cruzó su disparo, mismo que alcanzó a rozar el palo.

Fue al minuto 70 cuando el poste por fin ayudó a los locales y tras un remate de Gabi Fernández el balón se estrelló en la espalda del guardameta "rojiblanco" para meterse a la meta.

El encuentro no bajó de intensidad y los "almerienses" siguieron luchando en busca de revertir la situación, estuvieron cerca un par de ocasiones, pero al final el tiempo se les acabó para despedirse prácticamente de la Primera División.

EISS