"En cierto modo he triunfado en prácticamente cada nivel en el circuito. Sólo me falta uno (Grand Slam) Espero que pueda triunfar en él el próximo año".

En una hora y 16 minutos y sets seguidos, Alexander Zverev logró su sexto trofeo del año, al derrotar en Turín al campeón del US Open, Daniil Medvedev.

Significó la victoria 59 de su carrera, una más que su rival el tenista ruso. Ambos tenistas protagonizaron dos de las cinco finales más cortas en la historia de la ATP Finals, de acuerdo a datos de Mistertennis.

La promesa es obtener el triunfo en un Grand Slam, el único que le falta en la vitrina. Lo más lejos que ha llegado en un torneo de ese tipo fue en las semifinales en Roland Garros y en el US Open. Este 2021, superó en número de títulos a Novak Djokovic, Casper Ruud (ambos con cinco), Medvedev y Jannik Sinner (cuatro). Zverev cierra con los trofeos del ATP 500 (Acapulco y Viena), dos Masters 1000 (Madrid y Cincinnati) y el torneo de Maestros. Además de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

"Entras al partido sabiendo que te mides a uno de los dos mejores jugadores del mundo (Daniil). Cuando te enfrentas contra él necesitas tomar el control de los puntos. Hoy lo conseguí, y está claro que por eso todo funcionó muy bien para mí. Sabía que tenía que jugar mi mejor tenis hoy para ganarle. Estoy feliz con mi nivel”.

De acuerdo al portal Punto de Break, los juegos al saque de Zverev superan el 80% de primer servicio dentro, mientras que Medvedev bordeaba el 50% de los primeros saques dentro. Zverev finaliza la temporada como número tres del mundo; algo que nunca había logrado y  lo más cerca que estuvo fue en el inicio del 2018 en la posición cuatro.

El alemán eliminó al número 1 el mundo Novak Djokovic en tres sets y luego superó a Medvedev, segundo en el ranking. Con ello, Zverev es el cuarto jugador en la historia de las Nitto ATP Finals en derrotar a los dos mejores jugadores en las semifinales y la final, uniéndose a Ivan Lendl (1982), Stefan Edberg (1989) y Andre Agassi (1990).

"Hay muchos grandes jugadores que no tienen un título de Grand Slam, ex jugadores o actuales. Stefanos (Tsitsipas) estaba 2-0 contra Novak (Djokovic) en la final de Roland Garros, jugó una temporada excepcional en tierra batida. Él también podría tenerlo (...) Algunos jugadores empiezan a jugar peor, alguien se lesiona, alguien gana 20 GS. Lo mismo pasa con Alexander", dijo Medvedev, que sumó 12 juegos ante Zverev, historial que está igualado en seis.

deportes@eleconomista.mx

kg