El Gran Premio de la Ciudad de México se comenzará a vivir en los primeros días de noviembre y Red Bull Racing será el primero en abrir el telón, con una exhibición en avenida Paseo de la Reforma el 3 de noviembre.

Es un espectáculo que, al menos en su edición en 2015, logró reunir a cerca de 150,000 personas en el Zócalo. Ahora la expectativa es alta por factores que se combinan, como la entrada libre y la presencia de Checo Pérez, que compite en la segunda mejor escudería de Fórmula 1 y que amenaza a Mercedes para quitarle el Campeonato de Constructores.

El piloto se presentó en 2011 ante el público mexicano en las calles del Centro Histórico de Guadalajara, previo a su debut con Sauber F1 Team. En ese momento asistieron cerca de 250,000 personas a lo largo de un circuito de 1.5 kilómetros.

El primer antecedente de una exhibición de Red Bull Racing se remonta en 2007 en un recorrido en Monterrey. En otros países de Latinoamérica como Argentina, Chile y Perú la escudería también ha hecho exhibiciones que han congregado hasta 100,000 personas.

La Ciudad de México también ha albergado otras exhibiciones como la de Renault en 2007, Ferrari en 2015 así como de otras categorías como la Fórmula E.

El 16 de octubre Checo se presentará en la PNC Plaza en Dallas, Texas, en una exhibición similar y como actividad previa al Gran Premio de los Estados Unidos. En la Ciudad de México el recorrido se organiza con el apoyo de los principales patrocinadores mexicanos de su escudería: Telcel, Infinitum, Claro, Kavak e INTERprotección.

“33 días para el @mexicogp. Para los que no tengan boleto de la carrera, les llevaremos un poco de acción a las calles de la CDMX de la mano de @SChecoPerez, @redbullMEX, @escuderiatelmex”, tuiteó Rodrigo Sánchez, director de Marketing del GP de la Ciudad de México.

deportes@eleconomista.mx