Atlanta.- Derrick Rose y Carlos Boozer combinaron esfuerzos para que los Chicago Bulls ganaran este jueves 93-73 a los Atlanta Hawks, y avanzaran a la final de la Conferencia Este de la NBA, por primera vez desde 1998, cuando el gran Michael Jordan lideraba al equipo.

El alero Boozer encestó 23 puntos y capturó 10 rebotes y Rose selló su obra maestra con 19 cartones y 12 asistencias para que los Bulls ganaran 4 juegos a 2 la serie de playoffs al mejor de siete.

Chicago avanzó a su primera final en 23 años, y disputará desde el domingo el boleto a la final por el título de la NBA contra el Miami Heat, que ya eliminó a Boston Celtics.

Chicago basó su triunfo en una defensa extrema que limitó a un 37% (27 de 74) la ofensiva de los Hawks. La puntería de los jugadores de Atlanta fue tan pobre que sólo encestaron 1 de 11 tiros de tres puntos.

Por Chicago, Luol Deng aportó 13 puntos y el centro francés Joakim Noah aportó 11 unidades, 6 rebotes y 3 bloqueos.

Joe Johnson encabezó a los Hawks con 19 puntos, seguidos de Josh Smith con 18, mientras el pívote dominicano Al Horford fue anulado y se quedó en 7 puntos y 4 rebotes.

Chicago, por habr quedado con mejor récord del torneo regular (62-20), acogerá los dos primeros juegos de la serie contra Miami.

apr