Cuatro de cada 10 franquicias en la NBA han cambiado de dueño en la última década, como es el caso de Golden State Warriors, Milwaukee Bucks y Toronto Raptors, equipos que fueron adquiridos por menos de 600 millones de dólares.

El valor de Milwaukee se ha multiplicado 2.4 veces respecto a la cifra en la que fue comprada la franquicia, Toronto aumentó su valor 4.8 veces y Golden State, 7.7 veces.

Los Warriors se ubican entre los equipos mejor valorados en la NBA y el caso contrario lo registran los Bucks, según el listado realizado por la revista Forbes.

El empresario Chris Cohan logró concretar la venta de los Warriors en julio del 2010 a Joe Lacob, socio de la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins, y Peter Guber, CEO de Mandalay Entertainment Group, por 450 millones de dólares. Ellos adquirieron una quinteta que obtuvo su último campeonato en 1975.

A Cohan le perteneció el equipo durante 16 años y en ese periodo sólo acumuló una participación a la postemporada. Bajo la nueva administración, Golden State se coloca como el tercer equipo con más títulos en la NBA (seis campeonatos) y se convirtieron en la segunda quinteta en la NBA en avanzar por quinta ocasión sucesiva a la Finales de la NBA.

En un lustro han destinado 549.25 millones de dólares y acumulan tres campeonatos. En el 2016, Joe declaró a The New York Times que estaban a años luz por delante de cualquier otro equipo en estructura, planificación, y en cómo hacen las cosas. Lacob ya tenía relación en el deporte, porque fue socio minoritario de los Celtics durante ocho años, y Peter Guber, tras ser socio con Golden State, posteriormente, se involucró como copropietario de franquicias con sede en California, como es el caso de los Dodgers (MLB) y Los Angeles FC (MLS).

•••

El multimillonario Marc Lasry describió para CNBC el año pasado que ser propietario de un equipo de baloncesto (Bucks) es divertido, se deja de un lado el dinero, disfruta el proceso y el tiempo.

Lasry, fundador de Avenue Capital Management, y Wes Edens, cofundador de Fortress Investment Group, le pagaron 550 millones de dólares a Herb Kohl en el 2014, a quien le perteneció al equipo por 29 años. El año pasado se sumó como accionista minoritario al quarterback de Green Bay Packers Aaron Rodgers. La organización se ha mantenido entre los de menor valor en la NBA. Los dueños confiaron en que aumentaría el valor de la organización, por la venta de los derechos de TV.