Brasil se metió el sábado en semifinales del futbol olímpico masculino Londres-2012 donde jugará con el ganador del Gran Bretaña-Corea del Sur, tras vencer a una combativa Honduras 3-2 en un duro partido de hacha y tiza en el Saint James Park de Newcastle.

Brasil, con relámpagos de inspiración de Neymar y Oscar, tuvo en Leandro Damiao (38 y 60) a un artillero oportunista e implacable, en un encuentro cortado por las fricciones y las nerviosas protestas, ante unas 50.000 almas en el estadio Saint James Park del Newcastle United.

La sorpresa la daban los centroamericanos con un gol de Mario Martínez (12) y el empate parcial lo estableció Leandro Damiao, en jugada cuyo orfebre fue Neymar, sólo cinco minutos después de la expulsión del defensa catracho Wilmer Crisanto por juego brusco.

Honduras volvió a golpear cuando Roger Espinoza (48), temperamental figura de su equipo, fusiló al portero Gabriel con un zurdazo bajo, rasante, inatajable, pero Neymar (51) volvió a igualar desde los doce pasos con un soberbio derechazo esquinado.

Tan vehemente fue Espinoza que sobre la hora se fue también expulsado, pero ovacionado por casi todo el estadio. Honduras terminó jugando con 9 hombres.

Leandro Damiao puso la diferencia al mandar a la red otro pase magnífico e incisivo de Neymar, quien era abucheado por los espectadores por entender que había simulado la falta de Crisanto.