Kyle Korver encestó 19 puntos y DeMarre Carroll añadió 16 para que Hawks de Atlanta, líderes de la Conferencia del Este, extendiera a ocho su racha de victorias, al vencer el domingo 120-89 a Wizards de Washington.

Al consolidar la mejor marca de la NBA como locales, ahora en 16-3, Hawks también contó con el aporte de 15 puntos y seis rebotes del dominicano Al Horford. Paul Millsap, Jeff Teague y Mike Scott añadieron 11 cada uno.

Atlanta ha ganado 13 de sus últimos 14 partidos y 22 de 24. Es la primera vez en 21 años que marcan el paso en la Conferencia del Este en un momento tan avanzado de la temporada.

John Wall anotó 15 puntos para Washington, mientras que el brasileño Nené agregó 14. Wizards se desplomaron en el cuarto periodo, desbordados 33-12, y vieron esfumarse una racha de tres triunfos. La semana pasada se anunció que la franquicia estará en venta, pero la noticia no afectó al rendimiento deportivo, el precio es de más de 700 millones de dólares.

Miami rompe mala racha en calidad de visitante

Chris Bosh anotó 34 puntos, Hassan Whiteside impuso las mejores cifras de su carrera con 23 unidades y 16 rebotes, y Heat de Miami venció el domingo 104-90 a Clippers de Los Ángeles.

Dwyane Wade añadió 17 tantos, al acertar cinco de 15 disparos, y distribuyó 10 asistencias, para que Heat dejara atrás una racha de tres derrotas seguidas como visitante.

Clippers no tuvo respuesta para Whiteside, un jugador de 2.13 metros (siete pies) que está en su tercer año en la NBA. Su exhibición ofensiva abarcó desde jugadas en las que sólo empujó el balón para que entrara en el aro, hasta espectaculares volcadas y tiros en el perímetro.

Lo único que Whiteside no consiguió fue un triple. Atinó 10 de 13 disparos de campo y tres de cuatro desde la línea de castigo durante 28 minutos.

Blake Griffin anotó 26 puntos y Chris Paul sumó 23, además de repartir nueve asistencias, por Clippers, que había ganado dos encuentros en fila y seis de sus últimos ocho.

Paul, Matt Barnes, DeAndre Jordan y Jamal Crawford incurrieron en faltas técnicas, y el equipo pasó buena parte del encuentro discutiendo con los árbitros.