El pitcher mexicano de Dodgers, Julio Urías fue arrestado en una investigación por un delito menor de violencia doméstica.

La portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles, Norma Eisenman, dijo que Urías fue arrestado a las 7:30 de la noche del lunes en un estacionamiento del centro comercial Beverly Center.

No se dieron más detalles sobre el incidente. Una fecha inicial de la Corte se fijó para el 4 de junio, cuando deberán comparecer la parte acusadora y el jugador mexicano.

Dodgers indicó en un comunicado que se enteraron de lo ocurrido la mañana del martes y que no harán más comentarios mientras recopilan información.

“Toda denuncia de violencia doméstica se debe tomar con seriedad y recibir una respuesta inmediata”, indicó el equipo.

“Y vamos a cooperar plenamente con las autoridades y el beisbol de las Grandes Ligas para asegurar que eso ocurra en este caso”.

No se dio información sobre el estatus del zurdo de cara al partido del martes contra Padres de San Diego.

Tampoco se obtuvo una respuesta inmediata a un correo electrónico enviado al agente de Urías, Scott Boras.

Urías, el jugador más joven de la plantilla con 22 años, cubrió tres innings sin permitir carreras como relevista para acreditarse el segundo salvamento de su carrera la noche del viernes pasado, para la victoria 5-0 de Dodgers ante Nacionales de Washington.

•••

Grandes Ligas refirió que estaba llevando a cabo una investigación sobre el asunto y está “en el proceso de recopilar datos”, mientras que Urías está en licencia administrativa, que puede extenderse varias veces más allá del límite de siete días.

“Nos enteramos del presunto incidente esta mañana (el martes) y estamos en el proceso de recopilar información”, informó Dodgers en un comunicado.

“Como resultado, no tenemos comentarios en este momento sobre el incidente. Sin embargo, todas las denuncias de violencia doméstica deben tomarse en serio y abordarse con prontitud, y cooperaremos plenamente con las autoridades y las Grandes Ligas de Beisbol para garantizar que eso suceda en este caso”.

No es la primera vez que un pelotero mexicano se ve involucrado en un caso así. El pitcher cerrador de Houston Astros, Roberto Osuna, fue arrestado por haber agredido a una mujer. El mexicano fue suspendido durante tres meses, pese a haber ido a juicio. La mujer no quiso declarar tras llegar a un acuerdo con los abogados de Osuna.