Fernando Alonso, dos veces campeón de la Fórmula Uno, acompañado por el suizo Sébastian Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, otorgó a Toyota su primera victoria en las 24 Horas de Le Mans, en la primera participación del piloto español y en la vigésima del japonés en esta prueba.

Al volante del Toyota número 8, junto a Buemi y Nakajima, demostró su polivalencia y su capacidad de adaptación ante casi 257,000 espectadores.

“Después de unirme a esta aventura (...) correr estas carreras históricas del deporte del motor y poder ser competitivo junto a los pilotos especialistas de estas competiciones me hace sentirme orgulloso”, añadió el bicampeón del mundo de F1.

Alonso está ahora a un paso de igualar al británico Graham Hill, quien logró la llamada Triple Corona (Mónaco, Le Mans y 300 Millas de Indianápolis), un objetivo que persigue Alonso, privado de victorias en F1 desde el 2013.

“Cuando puedo gano, cuando no puedo lo intento, lo que nunca hago es rendirme.Ganar las 24 Horas de Le Mans es un objetivo de cualquier piloto, son citas históricas que todos tenemos en la cabeza”, sentenció Alonso, de 36 años.

FernandoAlonso se convirtió en el sexto piloto de la historia en hacerse con el doblete Mónaco-24 Horas de Le Mans, después de Tazio Nuvolari (1932 y 1933), Maurice Trintignant (1955, 1958 y1954), Bruce McLaren (1962 y 1966), Jochen Rindt (1970 y 1965) y Graham Hill (1963, 1964, 1965, 1968 y 1969, 1972).