Se trata de la división del lujo de Toyota que fue creada en 1989 como respuesta a marca de lujo como BMW, Mercedes-Benz o Audi, que tenían un gran comportamiento de ventas en Estados Unidos. Ante ello Toyota creó una división especializada en alto rendimiento, mayor nivel de exclusividad y un servicio post venta más cercano con sus clientes.

Plan a detalle

Luego de dos años de rumores, Lexus se presentó formalmente en México con una estrategia que pone énfasis en producto, distribución, tecnología y servicio post venta. Entre sus planes está la colocación de entre 2,500 a 3,000 unidades anualmente, que irán de la mano de un portafolio de 7 productos, entre sedanes, crossovers y suvs.

Además llegarán con versiones híbridas, mismas que los directivos de la marca esperan representen más de la mitad de las ventas colocadas en nuestro mercado.

A todo ello se suma un plan de posventa agresivo con garantía de 80 mil kilómetros o cuatro años, los tres primeros servicios de mantenimiento gratuitos así como un cambio de frenos incluido, programa de lavado integrado, programa de robo de autopartes y asistencia vial por 4 años.

Distribuidores y arranque

El crecimiento y la presencia de Lexus en México será gradual. El plan contempla la apertura de 5 distribuidores en una etapa inicial. En Ciudad de México serán 3 (Polanco, Universidad y Santa Fe), Monterrey (Vasconcelos), y Guadalajara (López Mateos).

La venta de unidades comenzará en diciembre de 2021 siendo LS y ES los primeros en pisar nuestro país. Les seguirán LX y NX, mientras que en la segunda mitad de 2022 arribarán UX, IS y RX.

marcos.martinez@eleconomista.mx