Richard Brandson, presidente de Virgin Galactics, y Jeff Bezos, fundador de Amazon, están en una competencia para ver quién es el primer multimillonario en viajar al espacio. El primero buscará entrar en órbita el 11 de julio a través de una nave de su propia compañía y por lo tanto adelantarse a los planes de Bezos, quien ha programado su viaje para el día 20 de este mes en conjunto de su hermano Mark Bezzos y de la piloto Wally Funk de 82 años.

Ante esta situación espacial, David Beasley, encargado del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas (WFP, por su sigla en inglés) llamó a estos dos multimillonarios y a Elon Musk a unirse para salvar a 41 millones de personas que están a punto de morir de hambre este año en 43 países, agregó que, sólo se necesitan 6,000 millones de dólares.

En este sentido, se estima que Jeff Bezos tiene una fortuna de 192,000 millones de dólares, Elon Musk posee la cantidad de 165,900 millones y Branson 6,300 millones. La suma de sus fortunas asciende los 364,800 millones de billetes verdes, que podrían evitar que las personas mueran de hambre hasta 60 veces más, según la propia estimación de Beasley.

Este debate público en Estados Unidos también se da porque un reportaje de ProPublica reveló que la riqueza de Jeff Bezos, se ha incrementado en 127,000 millones de dólares entre el 2006 y el 2018; sin embargo, no ha pagado lo justo en impuestos ya que pagó 1.1% de Impuesto Sobre la Renta (ISR) al declarar 6,500 millones de dólares en ingresos, reveló ProPublica.

Es decir, que en dicho periodo, por cada 100 dólares que Bezos obtuvo en incremento de riqueza pagó 1.09 dólares en impuesto.

Por su parte, Elon Musk, creador de Tesla, con excepción de un año en el que ejerció 1,000 millones de dólares en acciones, en el pago de impuestos no refleja la fortuna que maneja. En el 2015, 2017 y 2018 pagó 68,000; 65,000 y cero dólares en ISR, respectivamente.

La organización Public Citizen, organización no gubernamental (ONG) estadounidense, también ha revelado que la riqueza en conjunto de los principales encargados de las Big Tech se disparó a 651,000 millones de dólares en el 2021.

"Con este dinero se podría: eliminar el hambre en el mundo (330,000 millones de dólares), erradicar la malaria (120,000 millones de dólares), eliminar la falta de vivienda en Estados Unidos (20,000 millones de dólares) y vacunar al mundo para protegerlo del Covid-19 (25,000 millones de dólares)... Y todavía tendrían miles de millones de sobra", detalló la ONG.