Philip Roth, uno de los escritores estadounidenses más importantes del siglo XX y lo que va del XXI, falleció a sus 85 años el martes por la noche en la ciudad de Nueva York, debido a una insuficiencia cardiaca. Su prosa, sencilla pero poderosa, es capaz de atrapar a casi cualquier lector y convertirlo prácticamente de manera automática en un adepto. Tenía muchos detractores, tanto lectores como críticos especializados, que de misógino y antijudío no lo bajaban.

Hijo de un matrimonio judío: Bessie (nee Finkel) and Herman Roth, hijos de inmigrantes originarios de la región ucrano-polaca de Galitzia, Roth nació el 19 de marzo de 1933 en Newark, Nueva Jersey. El escritor creció en Weequahic, descrito por él como un barrio judío en el que nunca vio barbas, patillas o gorritos (kipá); origen del cual nunca ha intentado desprenderse, ni en su vida ni en sus escritos.

A los 16 años ingresó a la Universidad de Pensilvania de donde se graduó con honores en Inglés; posteriormente obtuvo una maestría en Literatura inglesa por la Universidad de Chicago, donde después fungiría como maestro de redacción. Impartió clases de escritura creativa en la Universidad de Iowa y Princeton. Después, se incorporaría a la Universidad de Princeton para dar la materia de literatura comparada hasta su jubilación en 1991.

Escribió su primer libro en 1959, llamada Goodbye, Columbus, que consistía en una novela corta y cinco relatos. Dicho texto vendió cerca de 12,000 ejemplares y le valió un premio, el National Book Award. Luego publicó dos novelas, Letting go y Cuando ella era buena, las cuales tuvieron poco éxito comercial. No fue sino hasta 1969 con El lamento de Portnoy que el autor alcanzó notoriedad en todo sentido: la novela vendió 420,000 copias 10 días después de su publicación y se colocó en el ojo de la crítica.

El lamento de Portnoy girá en torno a las confesiones de Alexander Portnoy durante sus sesiones de terapia, en las cuales habla sobre su despertar sexual, sus conflictos con las mujeres y su background judío. El libro causó controversia por el tratamiento del tema sexual, que fue calificado de obsceno, así como el retrato de la identidad judía, que hizo que muchos intelectuales de dicha comunidad se pararan de pestañas.

De los libros más relevantes de Roth encontramos: La gran novela americana (1973), El profesor del deseo (1977), Zuckerman desencadenado (1981), La mancha humana (2000), El animal moribundo (2001), La conjura contra América (2004), Elegía (2006), Sale el espectro (2007), La humillación (2009) y Némesis (2010).

En total escribió 31 obras a lo largo de su carrera. En general, en su literatura exploraba las bajas pasiones (especialmente el sexo) que aquejaban a personajes intelectualmente sofisticados.

Si bien nunca recibió el Nobel, fue galardonado con diversos premios: dos veces recibió el National Book Award y el National Book Critics Circle; tres veces se llevó el PEN/Faulkner Award. En 1997 recibió el Pulitzer por su novela Pastoral americana (1997). Obtuvo también el WH Smith Literary Award por La mancha humana y en Praga le fue otorgado el premio Franz Kafka.

En el 2012, Roth comentó que Némesis sería su último libro. Al parecer, el escritor se iba a dedicar a poner en orden su archivo personal, incluso había nombrado a un biográfo (Blake Bailey), quien mencionó que concluir una biografía podría llevarle una década.

Roth murió en un hospital de Manhattan, rodeado de amigos y familiares.