“Comprendemos que algunos países han recomendado o están considerando el uso de mascarillas médicas o no médicas en la población en general para prevenir el esparcimiento del Covid-19. Pero, primero y de manera prioritaria, las mascarillas médicas deben de ser destinadas para los trabajadores de la salud en las líneas frontales de respuesta (…) sin embargo, están escaseando en todo el mundo”, lamentó el doctor Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la conferencia virtual efectuada la mañana de este lunes.

Expresó la preocupación de la máxima autoridad de salud en el orbe acerca de cómo el uso masivo de mascarillas médicas podría agudizar la escasez de este instrumental especializado, puesto que advirtió, “en algunos lugares esta escasez ya está poniendo en gran peligro a los trabajadores de la salud”.

Por ello, reiteró a los gobiernos de los países que este tipo de barrera médica, así como respiradores y otro tipo de instrumentales protectores, deben destinarse exclusivamente para profesionales de la salud.

“Para la comunidad recomendamos el uso de mascarillas médicas exclusivamente para aquellas personas que estén enfermas y quienes estén cuidando de personas enfermas en casa”, agregó.

Dijo que la OMS continúa evaluando los criterios para el uso de mascarillas médicas y no especializadas en cada caso frente al esparcimiento del contagio por Covid-19 y que constantemente actualiza las guías y criterios para ayudar a los gobiernos de cada país a tomar las decisiones pertinentes.

“Por ejemplo, algunos países pueden considerar el uso de estas mascarillas en comunidades en las que otras medidas, tales como lavarse las manos o el mantener la distancia física son más difíciles de llevar a cabo dada la falta de agua o por las condiciones de vida en hacinamiento”.

Libres de patente

Reiteró que no hay remedios efectivos generales para la población mundial y estos aditamentos por sí solos no pueden parar la pandemia. Los países deben continuar con las medidas de búsqueda, prueba, aislamiento y rastreo de personas infectadas por el virus SARS-CoV-2.

Agregó que hasta el momento más de 70 países se ha unido a la OMS para acelerar la investigación de un tratamiento efectivo y cerca de 20 instituciones están en la carrera por la creación de una vacuna. La OMS, garantizó, se asegurará de que en cuanto las medicinas y vacunas sean desarrolladas, serán libres de patente y compartidas de manera equitativa con todos los países y sus poblaciones.

Para ello, confirmó las organizaciones Medicines Patent Pool y UnitAid anunciaron una iniciativa para incluir las medicinas que se desarrollen y los diagnósticos por Covid-19 en sus grupos de licencias (libres de usar).

“Hago un llamado a todos los países, compañías y instituciones de investigación a respaldar esta iniciativa de apertura de la información, de la ciencia y la colaboración de manera que toda la gente pueda aprovechar los beneficios”.

[email protected]