No se ha concretado la venta de Operadora de Centros de Espectáculos SA de CV (OCESA) a Live Nation Entertainment, debido a que está detenida en una oficina del gobierno mexicano “diferente” y el proceso no ha sido tan rápido como ellos esperaban.

“Creo que cuando comenzamos esto, hace varios meses, una de las cosas que pensamos era que como OCESA había sido revisada por la misma entidad de gobierno con la que estaban familiarizados sería un proceso muy rápido pero resultó que esta transacción fue puesta con un diferente equipo y departamento del gobierno, así que tenemos que pensar en términos básicos de la industria”, explicó Joe Berchtold, presidente de Live Nation, acompañado por Michael Rapino (director ejecutivo y presidente) y Kathy Willard (directora financiera).

Cuando Joe Berchtold, presidente de Live Nation, habla de que “OCESA había sido revisada por la misma entidad de gobierno” se refiere a que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) investigó a Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) por supuestas prácticas monopólicas de la que salió bien librada puesto que grupo CIE y varias de sus empresas solicitaron el beneficio de dispensa a cambio de comprometerse a realizar acciones que restauren la competencia.

Poco después, Live Nation anunció que adquiere 51% de OCESA, parte de Corporación Interamericana de Entretenimiento, con una venta directa de 11% y una desinversión de Televisa de 40%; sin embargo, varios meses después, la operación está en pausa.

La consumación de la operación depende de la Cofece y del Instituto Federal de Telecomunicaciones, según la CIE, en una declaración de información sobre reestructuración societaria.

En el último informe del 2009 de Live Nation con analistas financieros, la empresa informó más detalles de la compra de Ocesa “tuvimos que comenzar un poco más en lo básico en términos de la industria. No pudimos tomar el atajo tanto como pensamos. Pero no hay nada en este punto basado en las discusiones más recientes para preocuparnos demasiado, sólo está tomando un poco más de tiempo”.

Señala que, en términos de la transacción, “nos enfocamos en construir un gran negocio en Ticketmaster a través de todas nuestras diferentes piezas. Depende de ustedes valuarlas en el mercado. Estamos construyendo esto para el valor a largo plazo para nuestros accionistas de arriba a abajo y esperamos tener mucho éxito”.

Por si fuera poco, la transacción de Live Nation y Ocesa se encuentra en medio de una iniciativa de ley presentada por el senador Ricardo Monreal, quien propone eliminar cargos por servicio y comisiones a boletos que se compren por internet, siendo Ticketmaster uno de los principales jugadores.

La iniciativa pretende que se eliminen las prácticas y condiciones desleales, arbitrarias y abusivas, “que día con día generan importante detrimento en el patrimonio de quienes llevan a cabo la compra de boletos por medio de líneas telefónicas, plataformas de Internet y en general a través de cualquier tipo de tecnología”.

En unos meses, si todo sale bien, Live Nation tomaría el control de Ocesa.

¿Quién es?

  • Live Nation es el promotor de espectáculos número uno en el mundo, con más de 49 millones de boletos vendidos en el 2018.
  • Adquiere 51% de las acciones de este negocio de entretenimiento en vivo.
  • Esto último incluye la desinversión de Televisa por 40 % y la venta de 11% de CIE.
  • En consecuencia, Live Nation adquiere 51% de las acciones de otros negocios de CIE dedicados a la operación de un centro de convenciones y a la organización de eventos especiales para el sector privado. Como resultado, CIE recibe 3,629 millones de pesos por la operación.
  • El gigante mundial opera más de 158 recintos en seis países, produce más de 60 festivales al año, maneja más de 280 artistas y, según sus cálculos, desde el 2009 que se fundó, ha vendido más de 455 millones de boletos.

vgutierrez@eleconomista.com.mx