Este lunes se inaugura formalmente el Instituto Digital César Chávez para el Español en Norteamérica (IDCC), proyecto estratégico surgido del proceso de innovación de la diplomacia cultural de México que pondrá en marcha una serie de acciones para promover el idioma español y su cultura y para combatir las expresiones de racismo y odio que sustentan actos terroristas como el del 3 de agosto de 2019 que segó la vida de 23 personas, la mayoría de ellas de origen mexicano o latino, en El Paso, Texas.

“La cultura organiza el imaginario político, y si no hay una respuesta contundente y permanente de nuestra parte ante las expresiones supremacistas y de odio, nuestras comunidades estarán en riesgo, no sólo en Estados Unidos, sino en otras partes del mundo”, señaló el canciller Marcelo Ebrard, al anunciar la creación del IDCC, en agosto de 2020.

La iniciativa de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México responde a la necesidad de frenar las expresiones de odio hacia la población hispana migrante mediante la cultura, las artes, la poesía y el intercambio científico a través de la plataforma digital cesarchavez.institute, que evoca al histórico líder de los trabajadores agrícolas de origen latino en Estados Unidos.

“Con el aliento del pacto de Marrakech de 2018 y las orientaciones de la Agenda 2030 de la ONU, propusimos desarrollar, con un nuevo enfoque, una acción más intensa y de mayor alcance en el tema de la migración y la cultura en Norteamérica y la región centroamericana, dice Enrique Márquez, director ejecutivo de Diplomacia Cultural de la SRE.

“Por primera vez en su historia, con el IDCC, la Secretaría de Relaciones Exteriores está poniendo en marcha una política definida y estructurada en torno del español y su cultura. Es además una propuesta que da seguimiento a una de las más importantes políticas que impulsa el secretario Marcelo Ebrard: el combate a la discriminación, el racismo, el supremacismo y los discursos de odio”, añade Márquez.

“Para México, el español es un valor cultural de la identidad y un medio extraordinario para impulsar la integración y el diálogo intercultural que el mundo fracturado y fronterizado de hoy necesita”, abunda.

Entre las tareas que se propone el IDCC está el fomento del uso y la divulgación del español de México en Estados Unidos; apoyará el desarrollo de iniciativas como la del Proyecto Canoa, la plataforma panhispánica que impulsan el Instituto Cervantes, la UNAM, el Instituto Caro y Cuervo de Colombia, el Centro Cultural Inca Garcilaso de la Vega de Perú y la Universidad de Buenos Aires; y promoverá proyectos que subrayen la diversidad de “españoles” que se practican en el mundo.

“Se trata de fomentar y defender la lengua y la cultura propia, reconociendo el valor que tienen las culturas de los otros que enriquecen a la nuestra”, explica el historiador y poeta.

El IDCC es un proyecto modelo del proceso de transición hacia una nueva infraestructura diplomática cultural digital de la cancillería, de manera que operará sobre una plataforma digital y contará con un órgano de programación, compuesto por todos los cónsules mexicanos en Estados Unidos y los 9 directores de los Institutos de Cultura de México que operan en la región, bajo la coordinación de la Dirección General de Cooperación Educativa y Cultural.

“La plataforma digital cesarchavez.institute, asociada a la plataforma diplomacia cultural.mx del Sistema Regional de Diplomacia Cultural que integra 140 canales digitales de todas las embajadas y consulados es, a partir de hoy, el medio a través del cual desarrollaremos todas las acciones de formación y de divulgación general del instituto naciente”,  sostiene Enrique Márquez.

El IDCC va en alianza con el Instituto Cervantes, El Colegio de México y la UNAM, entre otras instituciones.

Para visitar el Cesar Chavez Institute:

https://cesarchavez.institute/

francisco.deanda@eleconomista.mx