La nueva Secretaría de Cultura no generará mayor burocracia ni carga presupuestal, defendió nuevamente el mandatario Enrique Peña Nieto, que promulgó las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y a otras leyes que permitirán su integración.

Peña Nieto dijo que se trata de una decisión que permitirá articular los esfuerzos institucionales para hacer efectivo el acceso a la cultura, un derecho consagrado en el Artículo 4 de la Constitución.

Aseguró que la Secretaría de Cultura no implicará afectación alguna a los derechos de los trabajadores del sector y confió que se convertirá en una dependencia eficiente, moderna, transparente e incluyente, cuya misión será brindar un efectivo respaldo público a los creadores, difundir el arte y la cultura, resguardar el patrimonio histórico, salvaguardar la pluralidad, así como acercar las actividades artísticas a niños y jóvenes.

La sesión del Senado

El pleno del Senado de República aprobó la creación de la Secretaría de Cultura, mediante la transformación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Roberto Gil ?Zuarth, envió al titular del Ejecutivo Federal el dictamen aprobado por 83 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, mediante votación nominal, el cual determina que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dependerán de la nueva entidad.

La Secretaría se encargará de delinear y promover los criterios educativos en la producción cinematográfica, de radio y televisión y en la industria editorial; y dirigir y coordinar la administración de las estaciones radiodifusoras y televisoras pertenecientes al Ejecutivo.

Así como conservar, proteger y mantener los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos que conforman el patrimonio cultural de la nación; y conducir la elaboración del Programa Nacional de Cultura.

La Secretaría de Cultura mantendrá los bienes y recursos materiales, financieros y humanos del Conaculta.

Interlocución entre el Estado, público y creadores

La senadora Blanca Alcalá, al presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Cultura, explicó que con la creación de la Secretaría de Cultura se reconoce la función sustantiva de la cultura.

Además, crea un mecanismo que permite tener interlocución con todas las entidades del gobierno mexicano, ayuda a potenciar los resultados del sector, contribuye a fortalecer el tejido social del país y es un instrumento que permitirá promover la labor de los creadores.

Asimismo, garantiza los derechos de los trabajadores del sector cultural, y no representa un gasto adicional, dijo.

Con la nueva dependencia quedarán sentadas las bases para hacer de la acción cultural una institución responsable y que sea promotora para fortalecer las políticas públicas del estado en materia cultural , comentó.

Vulgar acto de demagogia

No todos los senadores estuvieron de acuerdo con la creación de la nueva secretaría. El senador Manuel Bartlett, del Partido del Trabajo (PT), dijo que la actual administración no ha tenido el menor interés en la cultura, lo que deja ver que esta secretaría es un vulgar acto de demagogia , porque lo único que se pretende es un acto mediático. Layda Sansores (PT) sostuvo que la actual administración no ha apoyado la cultura, e indicó que la reforma para crear la Secretaría de Cultura podría modificar la autonomía del INAH y el INBA, además de la posibilidad de que se privatice la cultura. ?Para el senador Javier Lozano (PAN), el objetivo de la creación de la secretaría es reorganizar institucionalmente a este sector.

Cinco estrategias de la nueva Secretaría de Cultura

  1. Dar una perspectiva de inclusión social a la cultura. Atender a las poblaciones marginadas, sobre todo a aquellas atendidas por la Cruzada contra el Hambre y el Programa Nacional para la Prevención de la Delincuencia y la Violencia.
  2. Mantenimiento y conservación del patrimonio y las infraestrcuturas culturales. Esto es: zonas arqueológicas, museos, foros, escuelas de Bellas Artes y además la adquisición de obra.
  3. El acceso a la cultura a ?través de medios digitales.
  4. El reconocimiento de la cultura como sector económico. El gasto de los hogares mexicanos en consumo cultural según INEGI es del 3.8 por ciento. La cultura debe promoverse como bien productivo.
  5. Ampliar el diálogo cultural entre México y el mundo.?Fortalecer la imagen ?internacional del país.

Fuente: dictamen Comisión Cultura y Cinematografía, Cámara de Diputados.

[email protected]