El festival de Sundance abrió este jueves buscando mantenerse alejado de la política, indicó el actor Robert Redford, quien, no obstante, advierte que se podría formar un movimiento popular que impedirá cualquier intento del gobierno de Donald Trump cortar fondos para las artes.

Los presidentes van y vienen, el péndulo oscila de un lado a otro, siempre lo ha hecho y así seguirá , dijo Redford a periodistas en Park City (Utah, oeste de Estados Unidos) un día antes de que el magnate republicano asuma oficialmente el poder.

No nos ocupamos de la política (en Sundance). Tratamos de mantenernos fuera de la política per se y enfocarnos en las historias que están contando los artistas , añadió el dos veces ganador del Óscar.

No obstante, sin referirse directamente a Trump, Redford dijo que esperaba cortes de fondos federales a las artes y consideró que mucha gente teme que las cosas se pongan oscuras y que la oscuridad se cierre a su alrededor .

Donald Trump prometió reducir drásticamente los gastos del gobierno y su equipo de transición trabaja en un plan para recortar en 10.5 billones de dólares los gastos federales en los próximos 10 años.

Aquellas personas que no estaban interesadas o que decían: ‘¿a quién le importa?’ se dan ahora cuenta de que ellos también se verán directamente afectados , añadió.

Espero, y pienso, que un movimiento estará pendiente de esto y que irá contra cualquier decisión que se tome para recortes que afecten a las personas. La gente se va a rebelar contra eso , indicó el actor.

El festival de Sundance, meca del cine independiente, donde año a año surgen algunas joyitas que reaparecen durante los Óscar, comenzó el jueves con especial énfasis en el cambio climático.

El festival anual tiene lugar en las montañas de Utah y cuenta en su edición 33 con 118 títulos.

En esta oportunidad, el festival demuestra que el arte puede movilizar, provocar y conectar a las personas a través del mundo .

Lanzado en 1985 para hacer contrapeso al dominio de los estudios de Hollywood, Sundance celebra los nuevos talentos e impulsa los proyectos de cineastas que trabajan por fuera de los grandes del cine estadounidenses.

La proyección de Manifesto, donde la estrella australiana Cate Blanchett hace 13 personajes diferentes recitando célebres manifiestos artísticos, será uno de los platos fuertes del festival, que culmina el 29 de enero.