Este viernes se estrena Billy Elliot... y digo, qué padre que se pongan producciones tan importantes, pero también tenemos lo nuestro, que no se pone y que tiene que ver con nuestra identidad , comenta el actor y director Arturo Beristáin cuando se le pregunta qué le animó a revivir el Teatro de Revista con su nueva puesta en escena Tandas y tundas.

Para Beristáin, el objetivo de acercarse al Teatro de Revista es un posicionamiento ante el mundo globalizado, es recuperar nuestras tradiciones, es una forma de afianzar la identidad y poner un dique al colonialismo cultural: No hay que confudir con patrioterismo. Los nacionalismos son peligrosos, ve el partido Nacional de Socialista (Nazi), y es lo que plantea Trump. Nosotros lo que queremos es recuperar lo que tenemos desde lo mexicano y así ser universales .

Tandas y tundas es producido por Eloy Hernández y Los cuatezones . Esta puesta en escena tiene lugar en el Porfiriato; sin embargo, se apreciará un espejeo con la política y realidad contemporáneas : tandas sobre el escenario y tundas fuera de él. Beristaín ahonda al respecto: Hay un sketch sobre un saqueo de hace 100 años, como con el gazolinazo. Son dos indígenas que hablan de saqueo porque los precios (de todo) se han elevado. O sea, es de una actualidad no buscada. Y así hay otros sketches .

La producción nos comenta que las tandas fueron una herencia española que reunía música y comedia en un mismo espectáculo. Al inicio del siglo XX, el Teatro de Revista trajo consigo la asimilación del concepto del divertimento que incluía una mezcla con lo caricaturesco, la parodia, lo picaresco, el ingenio en el uso del lenguaje con rimas y albures, además de la música popular que aglutinaba tradiciones vernáculas. El Teatro de Revista respondió a un momento sociopolítico en el cual México regresaba violentamente a la democracia, así como se enfrentaba a un proceso de urbanización acelerado y la aspiración de una modernidad en todos los sentidos. Se convirtió en un ‘periódico escénico’, en el cual se tocaban temas que iban desde la política hasta la intimidad de los mexicanos .

Beristáin considera que retomar este género puede ser un punto de partida para otra expresión teatral, aunque está convencido de que habría que tener una compañía estable dedicada a la investigación. Resulta que, como era un arte que se transmitía de generación en generación, no hay registros académicos de cómo se hacía, y con el tiempo esta tradición se fue perdiendo. Este montaje fue el resultado de una amplia investigación sobre cómo podría haberse montado.

En Tandas y tundas subirán al escenario nueve actores y tres músicos en vivo, quienes presentarán la historia de la familia Cortés, dueños de un teatro, en pleno Porfiriato. El espectáculo es un recorrido a través de la música ?(arias de ópera, zarzuelas, cuplés y valses) hasta llegar al teatro de revista popular y arrabalero.

Judith Inda, Gonzalo Blanco y Russel Álvarez son los libretistas de la puesta en escena que cuenta con la dirección de Arturo Beristáin, la dirección vocal de Haydée Tiki Bermejo, la escenografía de Adrián Orozco, la iluminación de Edgar Sánchez M. y la coreografía de Michelle Temoltzin. El elenco lo conforman: Reyna Mendizábal, Judith Inda, Laura Galo, Michelle Temoltzin, Haydée Tiki Bermejo, Nancy Castro, Carlos Torres, Juan Carlos Sáenz, Jorge Escandón, Rodrigo León, Russel Álvarez y Raúl Tirado.

@faustoponce