El valle de Tehuacán-Cuicatlán, enclavado en los estados de Puebla y Oaxaca y refugio de más de 140 especies de aves, fue declarado Patrimonio de la Humanidad, anunció la Unesco este lunes.

"Nueva inscripción en la lista del #PatrimonioMundial de la @UNESCO_es: Valle de Tehuacán-Cuicatlán - Hábitat primigenio de Mesoamérica, #México. ¡Felicitaciones!", escribió la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en su cuenta en Twitter.

Este valle, que abarca 145,255 hectáreas, resguarda tanto un patrimonio cultural como natural. Es hábitat de especies únicas, entre ellas los bosques de cactáceas columnares de gran tamaño y ejemplares de fauna silvestre amenazadas como el águila real.

"Protege alrededor de 141 especies de aves, entre las que destacan los colibríes, considerados como importantes polinizadores para algunos cactus, Y resguarda el 10% de las 30,000 especies de plantas vasculares descritas para México", señala la secretaría mexicana de Medio Ambiente (Semarnat).

En cuanto a su riqueza cultural, el valle Tehuacán-Cuicatlán alberga vestigios que remontan al origen de la agricultura y la transición de las sociedades de cazadores-recolectores a las sociedades neolíticas sedentarias, entre ellas, pinturas rupestres, cementerios, montículos, construcciones y ciudadelas.

En la legislación mexicana, esta zona esta bajo régimen de protección desde 1998 y en 2012 fue declarado Reserva de la Biosfera.

Tehuacán se localiza en Puebla y significa en la lengua indígena náhuatl "lugar de dioses" mientras que Cuicatlán, en Oaxaca, "tierra que canta".

Era la segunda vez que este excepcional sitio mexicano probaba suerte ante la Unesco, después de un primer intento fallido en 2016.

erp