La Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados aprobó anoche el decreto que reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y 19 leyes más para crear la secretaría de Cultura, a propuesta del presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el dictamen, el propósito es redefinir el papel del Estado en la vida cultural del país y establecer una nueva relación entre el Estado, creadores, intelectuales y artistas, así como las colaboraciones entre la Federación, las entidades federativas y los municipios.

Desde la perspectiva de los integrantes de la comisión dictaminadora y en coincidencia con el promovente, explicó José Refugio Sandoval Rodríguez (PVEM), México requiere de un organismo fortalecido e integrador del conjunto de instancias culturales federales para multiplicar el programa de acciones para atender con oportunidad, eficacia y eficiencia la riqueza y diversidad cultural del país.

El secretario de la citada comisión ordinaria consideró que la enmienda confirma que para el gobierno de Peña Nieto la cultura es una prioridad nacional, y que su fortalecimiento es un impulso al bienestar y al desarrollo integral de los mexicanos.

Resguardar la herencia ?y el patrimonio

Nada recompensará más a los mexicanos, en opinión del titular del Ejecutivo federal, que con la creación de la secretaría de Cultura no sólo se resguarde y conserve para las siguientes generaciones su herencia y patrimonio culturales, sino que se enriquezcan.

Con esta decisión se cumplirá un anhelo que ha expresado de manera reiterada la comunidad artística y cultural de México , precisa el dictamen.

La nueva secretaría será una institución mejor preparada para responder al precepto constitucional que en el 2009 incorporó el derecho universal de acceso a la cultura y el ejercicio de los derechos culturales como derechos humanos fundamentales y que hará suyo el Programa Especial de Cultura y Arte 2014-2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 28 de abril del 2014 y articulado en cinco estrategias.

Por la condición transversal de la cultura, además del vínculo natural con la SEP, la nueva secretaría trabajará en estrecha colaboración con la Coordinación de Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República, y con las secretarías de Gobernación, Desarrollo Social, Economía, Turismo, Relaciones Exteriores y Comunicaciones y Transportes, entre otras.

La secretaría que se crea habrá de aplicar una política de estudio, preservación y difusión integral del patrimonio cultural mexicano; de impulso a las culturas populares y urbanas, en sus diversas manifestaciones artísticas y culturales, de estímulo a la creación; de educación artística e investigación cultural; de fomento al libro y la lectura y de uso extendido en todas sus actividades de las tecnologías de la información y la comunicación.

Además, diseñará estrategias para hacer frente a las nuevas realidades del país y a los cambios culturales del mundo contemporáneo, y creará las condiciones para que la infraestructura cultural permita disponer de espacios adecuados para la difusión de la cultura en todo el país y el fortalecimiento educativo.

La nueva Secretaría de Cultura, un copypaste?de Fox y Calderón : Alfonso Suárez

La iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto de crear la nueva Secretaría de Cultura es en realidad un copypaste de lo que en su momento propusieron sus antecesores Vicente Fox y Felipe Calderón, a través de Sari Bermúdez y Consuelo Sáizar, y es decepcionante porque no recoge la reforma constitucional del 2011 en materia de derechos humanos culturales, aseguró el diputado local Alfonso Suárez del Real.

El legislador de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y ex presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, indicó que no le preocupa tanto la ausencia de marco legal, sino la comprensión del Ejecutivo de la importancia de aquella reforma, y que prácticamente la iniciativa deje fuera los criterios indicados por la Suprema Corte de Justicia para llenar las lagunas existentes por falta de una ley federal de cultura.

Yo pensé que cuando se hablaba de este proceso de la Secretaría de Cultura, las autoridades iban a tener el interés de acercarse a la reforma y de ver todas las posibilidades que tiene y que iba a hacer las adecuaciones para nutrir el marco de esta institución que están proponiendo, pero veo finalmente que es un copypaste de Sari Bermúdez y de Consuelo Sáizar.

Me sorprende que no tomen en cuenta los criterios de la Suprema Corte, plasmados en un documento que integra todas las convenciones que ha venido impulsando la UNESCO desde hace 20 años y de las que México es Estado parte, y que por lo tanto tengamos un nuevo aparato administrativo, que sólo cambia de nombre, pero que no aborda la cultura con perspectiva de derechos humanos , abundó Suárez del Real.

También indicó que Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, a quien conozco y respeto muchísimo , era antes un férreo defensor del consejo y hoy lo veo como un entusiasta promotor de la Secretaría de Cultura, pero creo que eso obedece más a la necesidad de sostener su permanencia en la política que al interés de dotar de consejeros al consejo. La gran tragedia del consejo es que no tiene consejeros que democraticen la política cultural y que hagan que las decisiones dejen ser meras ocurrencias de los funcionarios .

El diputado dijo que con esta iniciativa, Peña Nieto quiere distanciarse de Salinas de Gortari, creador del Conaculta, y permitir al secretario de la SEP centrarse en la reforma educativa. (Con información de J. Francisco de Anda-Corral)

[email protected]