Carmina Burana se presentará el próximo 23 de noviembre en el Auditorio Nacional, en una producción monumental con 250 artistas en escena: Es un espectáculo irrepetible. Todo lo que suceda en ese momento va a ser único porque, aunque veas la misma obra, las funciones nunca son iguales a las otras. Esa es la particularidad de la música en vivo. Decía el maestro Sergio Vela es casi una experiencia religiosa , nos dice el tenor Víctor Hernández, quien participa en la producción.

El cantante añade un plus al espectáculo, para animar a la gente que se acerque a este tipo de eventos: Sin ser despectivo ni menospreciar a nadie, nosotros no dependemos de la cuestión tecnológica para afinarnos, por ejemplo, y hacer que nuestra voz suene de tal o cual forma. El entrenamiento de cantar en vivo nos hace estar en un altísimo nivel, somos atletas de la voz y musicales. Ver a tus artistas en vivo te emociona, pero ver un espectáculo al puro estilo de no usar tecnología, es una maravilla .

En su origen, Carmina Burana es una colección de poemas en latín, que se cree que fueron escritos entre los siglos XII y XIII, procedentes del pueblo de Bura en la región de Baviera, Alemania. Fueron encontrados por monjes benedictinos en el siglo XIX. La temática de los poemas es el gozo de vivir, el amor carnal y algunas sátiras sociales y culturales, lo cual era transgresor para la época en la que se escribieron.

En aquel entonces que había tabúes. Y se atrevieron a hablar de temas como el amor carnal, fraternal, la fortuna (que es la que inicia la Cantata). Carl Orff toma esto porque son temas relevantes y siempre van a ser temas de interés. Ahora seguimos con algunas situaciones de que no puedes hablar de esto y aquello… Este espectáculo es una maravilla porque no sólo disfrutas de la melodía sino de la palabra y del tema visual , nos platica Víctor.

El compositor Carl Orff utilizó cerca de 25 canciones del manuscrito original y los organizo para que pudieran tener sentido escénico en una cantata, que es la que conocemos hoy en día, donde participan coros, orquesta, solistas y en muchas puestas en escena un ballet.

En la producción monumental de Carmina Burana participa la Orquesta Sinfónica Nacional, el coro EnHarmonia Vocalis y el coro infantil Schola Cantorum de México, así como la compañía de Danza Contemporánea de Cuba. De solistas, participan, el primer bailarín del American Ballet Theatre, Cory Sterns, Susana Zabaleta (soprano), Enrique Ángeles (barítono) y por supuesto Víctor Hernández (tenor). El espectáculo es presentado por la Fundación Mexicana para la planificación familiar (MEXFAM).

Carmina Burana es un espectáculo muy popular dentro de la música de concierto, y es quizá uno de los más representados, y todo gracias a que sus melodías se le quedan a la gente, aunque no sepamos lo que se está diciendo: La música es lo suficientemente expresiva para decirnos si está sucediendo algo grave o amoroso , nos dice Víctor.

Pero el hecho de que sea digerible para la audiencia no quiere decir que sea una obra sencilla: Yo disfruto toda la obra, pero no es fácil ni para el coro ni para los instrumentistas, y ciertamente en la cuestión es un toro bastante difícil. En mi caso, la parte de tenor, todo lo canto a voz, no uso falsete, la canto con las notas reales… Es lo más extremo que he llegado a cantar en mi zona aguda porque es muy tirante y si no estás entrenado o preparado te lastimas, y puedes llegar a echar a perder la obra. Por otro lado, a la hora de cantar es muy difícil porque está en latín y en alemán y es una serie de trabalenguas dificilísimo, y uno debe de estar consciente de lo que estás diciendo para la intención de la obra .

Carmina Burana se presentará el próximo 23 de noviembre en el Auditorio Nacional a las 20:30 horas. Boletos disponibles en Ticketmaster.

@faustoponce