Cuando alguien ajeno al mundo de la ópera escucha que habrá una presentación de este género, lo que menos se imagina es que en dicho acto haya música de salsa: Es lo más brillante. Toda es con ritmos cubanos, caribeños (...) y es muy impresionante escuchar salsa en ópera , nos dice la arpista Andrea Puente sobre la ópera Salsipuedes, del fallecido compositor mexicano Daniel Catán, que se estrena por primera vez en nuestro país los días 15 y 16 de julio en el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario.

Es muy divertida. Es una tragicomedia. Y la partitura me parece bastante genial por el uso de esta música. Y además no lleva cuerdas, ni violines, ni violas, sólo chelos y contrabajo. Todo lo demás son instrumentos de viento y de metal, más las percusiones que están todo el tiempo tocando , comenta la artista, viuda del compositor.

Salsipuedes. Una historia de amor, guerra y anchoas, cuenta las peripecias de dos parejas de recién casados que por un error son separadas. Los maridos se encuentran atrapados en una travesía en alta mar, en un barco que suministra provisiones a la Alemania nazi de manera clandestina, mientras que las esposas se quedan en una isla, buscando desesperadamente a sus maridos. Y todo por culpa de un dictador latinoamericano. El libreto es de Eliseo Alberto (Cuba) y Francisco Hinojosa (México).

Respecto a la historia, Andrea observa: Es muy latinoamericana, habla de un gobernante corrupto que afecta la vida de la gente más común. Es muy contemporánea en ese sentido .

Otra cosa que Andrea valora de este montaje es el reparto: Me encanta porque son puros jóvenes mexicanos y eso es increíble. En Houston sólo había dos que hablaban español. La visión de la puesta en escena corre a cargo de Iván Ávila y es muy latinoamericana. Daniel hubiera estado feliz . Dentro del elenco se encuentran, Dante Alcalá, Jéssika Arévalo, Ligia Cedillo, Omar Lara y Darenka Chávez. Participa el grupo dancístico Yuka.

La artista se siente sumamente satisfecha con el hecho de que el director concertador sea Rodrigo Macías, por ser un director joven que cree en la música de Daniel, muy comprometido con la ópera y con los compositores en español .

Andrea y su arpa

Para Andrea Puente Catán, la música te escoge. Ella nació en el seno de una familia empapada de este oficio, la música ya estaba ahí: Mi papa es pianista, mi abuela cantaba y tenía una tía que era directora. A los siete años comencé cantando en un coro de niños en el Conservatorio Nacional. Todos éramos hijos de músico, todos hablábamos de música. Era como un lugar donde uno se sentía seguro .

Andrea eligió el piano como su instrumento, pero durante su adolescencia tuvo una pequeña crisis, entonces descubrió el arpa y su destino quedó sellado de manera definitiva: El arpa me escogió... canté en el coro una obra Penderecki, un compositor polaco, y ahí me encontré con el arpa y dije, guau, ¿qué es esto? .

Andrea ha sido parte de la Filarmónica de Jalisco, la Orquesta Ciudad de Málaga, la Orquesta Carlos Chávez y la Orquesta Sinfónica de Minería. Colabora como freelance para la Pacific Symphony, Santa Barbara Symphony, Pasadena Pops, Santa Cecilia Orchestra, Riverside Orchestra, Burbank Orchestra, Antelope Valley Orchestra y la Orquesta de Baja California. Ademas de dar clase en diversas instituciones estadounidenses, es Embajadora Cultural de la US-Mexico Chamber of Comerce en California, con sede en Los Ángeles.

@faustoponce