De acuerdo con la Encuesta Nacional de los Hogares 2017 del Inegi, respecto a la muestra del 2014, en esta entrega se presentó un aumento de 2.7 millones de hogares, así como de 3.8 millones de personas, aunque el tamaño del hogar disminuyó de 3.8 a 3.6 en el 2017.

Los hogares con jefatura femenina alcanzaron 28.5% mientras que en el 2014 la proporción era de 27.2%, en tanto que por entidad federativa la proporción oscila entre 20.8% en Nuevo León y 37.8% en la Ciudad de México.

De acuerdo con la relación de parentesco, 89% de los hogares fueron familiares (constituidos por personas en las que al menos una tuvo algún parentesco con el(la) jefe(a) del hogar), en tanto que el restante 11% se conformó de hogares no familiares (ningún integrante del hogar tenía parentesco con el jefe del hogar).

Características de las viviendas

A nivel nacional, el porcentaje de hacinamiento (razón mayor o igual a 2.5, entre los residentes de la vivienda y el número de cuartos de que dispone la misma) se redujo de 12.0% en el 2014, a 9.4% en el 2017. Por entidad, Nuevo León cuenta con el promedio más bajo (3.1%), mientras que Guerrero (27.2%) tiene la mayor presencia de hacinamiento.

Más de 98% de los hogares del país reportan habitar en viviendas construidas con materiales no frágiles en paredes, pisos o techos. Sólo en el caso de pisos no frágiles, la edición 2014 reportó 97.3% de hogares.

Aspectos de salud

De los 109.2 millones de personas de siete años y más, 51.8% (56.5 millones) presentaron sentimientos de preocupación y nerviosismo y 30.5% sintieron depresión (33.3 millones), entre otros síntomas de salud general. En contraste con la edición 2015, donde se estimó 49.6 y 27.7%, respectivamente.

El sentimiento de preocupación o nerviosismo oscila entre 22.8 y 70.3% en Quintana Roo y Veracruz, respectivamente.

En cuanto al sentimiento de depresión, fluctúa entre 12.0 y 45.6% para los estados de Quintana Roo y Chiapas, respectivamente.