La Universidad de Guanajuato (UG) firmó un contrato de transferencia de tecnología con la empresa mexicana Nobus, con la finalidad de fabricar, distribuir y poner a la venta un producto con propiedades antivirales y microbianas de gran efectividad contra el coronavirus SARS-CoV-2, desarrollada por científicos de su claustro.

El producto estará disponible en el mercado a partir de agosto de 2020, y deriva del proyecto “Formulación de nuevas suspensiones con propiedades fotocatalíticas antivirales y antimicrobianas”, desarrollado por los doctores Miguel Ángel Vallejo Hernández, Christian Gómez Solís y Ramón Castañeda Priego, adscritos al Departamento de Ingeniería Física de la División de Ciencias e Ingenierías, Campus León, quienes contaron además con la participación de la doctora Blanca Olivia Murillo Ortiz.

La suspensión está elaborada a partir de nanomateriales y será producida y distribuida bajo la marca BGRN Shield. Esta suspensión es capaz de eliminar al SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, pues al ser aplicada en una superficie, se convierte en una película inteligente autoensamblante capaz de eliminar virus y bacterias.

A diferencia de los desinfectantes convencionales, que suelen actuar durante 30 segundos, el producto desarrollado por los investigadores de la UG forma un recubrimiento de nanopartículas que se mantiene activo hasta 60 días. Además, BGRG Shield es amigable con el medio ambiente.

Foto EE: Cortesía
Foto EE: Cortesía

Durante la rueda de prensa en la que se dio a conocer el contrato entre la UG y Nobus, el rector general de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino, señaló que este producto tiene una incidencia en la salud y la vida de las personas; es decir, es un ejemplo de la ciencia puesta al servicio de la sociedad, con un sentido humanista.

Asimismo, destacó que la firma del contrato se trata de un de un acto de confianza recíproca para atender una situación emergente, y felicitó al equipo de investigación que hizo posible contar con este producto.

La suspensión BGRN Shield tiene un excelente potencial para aplicarse en espacios públicos, como hospitales, escuelas y transporte. Se puede utilizar en ropa, pinturas y recubrimientos, por lo que se contempla sea de gran utilidad durante la pandemia de Covid-19 y en la “nueva normalidad”.

El doctor Ramón Castañeda recordó que este proyecto comenzó como un llamado institucional para tratar de mitigar los efectos de la pandemia, y celebró que ahora este producto estará al alcance de todo el mundo, lo que además contribuirá a fomentar el reconocimiento internacional de la institución.

En sus intervenciones, tanto Miguel Ángel Vallejo Hernández como Christian Gómez Solís, explicaron el funcionamiento y ventajas de esta tecnología, al tiempo que agradecieron el esfuerzo conjunto del equipo de investigación integrado por académicos y estudiantes, autoridades universitarias y de la empresa Nobus.

El representante de la empresa, Raymundo de la Fuente Lira, enfatizó que esta innovadora tecnología puede ayudar sustancialmente en la lucha contra el SARS-CoV-2 y otros virus, y explicó que la comercialización de esta película inteligente se llevará a cabo en cuatro fases.

En la primera -programada para el mes de agosto- estará a disposición del mercado prioritario nacional (instituciones de salud, escuelas, trasporte público); posteriormente se podrá adquirir por consumidores particulares y empresas; en una tercera etapa se extenderá la venta a Estados Unidos y en la fase cuatro a otros mercados internacionales.

kg