Al leer el inicio de esta nota, vaya visualizando: todo empieza con la imagen satelital de la Tierra, seguida por una animación de la misma que nos permite observar texturas, brillos y colores; posteriormente, imágenes reales de un volcán en erupción, una tormenta eléctrica y un huracán visto desde un satélite; todo ello es la introducción para escuchar al doctor Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), al director del Centro de Geociencias de la UNAM, a la directora del Centro de Ciencias de la Atmósfera y a otros científicos más, hablar del impacto de la geofísica en nuestra vida, mientras que nos llevan por un recorrido aéreo de distintos paisajes de México. ¿Esto le parece interesante?, pues es parte del nuevo concepto Ciencia en todos lados.

Demostrar a las audiencias que se pueden crear contenidos atractivos donde la base es la ciencia y los protagonistas son los científicos mexicanos podría ser la premisa de la nueva temporada 2016 de esta serie, que estará al aire a partir del 22 de junio.

Pero, ¿qué es Ciencia en todos lados? Sus creadores lo definen como un recorrido ameno, atractivo y claro, en voz de los propios protagonistas: los investigadores científicos, quienes todos los días trabajan en sus laboratorios con el fin de resolver los problemas que aquejan a los seres humanos en busca de ofrecer mejores soluciones.

Así, apoyados por efectos especiales, recursos digitales y tecnológicos, logran contar verdaderas historias que tienen que ver con nuestro día a día.

Serán 25 minutos por cada programa y la diferencia para esta temporada es que antes los programas se hacían como un reportaje; ahora serán en formato documental, donde la narración básica está concentrada en los especialistas , explicó Jaime Kuri, director de esta serie, que consta de 13 capítulos.

¿Por qué los involucrados ven este proyecto como un gran logro para la televisión mexicana?

Lograr una alianza donde medios de comunicación audiovisuales y científicos mexicanos sean los principales elementos en la mancuerna pareciera una formula difícil de conjuntar, pero era necesaria.

Si se quieren audiencias bien informadas, pero a la vez protegiendo ese ingrediente de entretenimiento que se busca en la programación, qué mejor que historias contadas por los protagonistas de la vida real.

La tarea no era fácil, normalmente a los científicos se nos borra el casete cuando estamos frente a una cámara , explica Jaime Urrutia Fucugauchi, director de la AMC. Sin embargo, él mismo agrega que es necesario hablar y reflejar el impacto y los avances que se tienen a través de la investigación; transmitir realmente lo que esto representa y la forma acelerada que tiene ahora la investigación y las innovaciones tecnológicas.

Queremos llegar a los jóvenes y abonar al cambio de pasar de las economías de libre mercado a las sociedades del conocimiento , explicó.

Que no sea aburrido

El otro elemento está a cargo de los expertos en producción. Se trataba de buscar buenos discursos y nuevos elementos que puedan ser atractivos y entretenidos para el publico , dijo Margarita Flores, productora de la serie.

Hemos invertido mucho tiempo en un contenido llamativo, con esquemas y animaciones que sabemos que gustan a las nuevas generaciones. Creo que hemos conseguido una temporada muy buena y espero que al público le guste , agregó.

Dijo que trabajar con los investigadores fue una experiencia enriquecedora, pues los científicos están muy abiertos a platicar de lo que ellos saben, hay mucho entusiasmo por abrir un espacio y dar sus opiniones .

El compromiso final es que este tipo de contenidos sean de calidad y que estén listos para llevarlos a todos los públicos , explicó.

Sobre la serie

Los 13 capítulos incorporan a más de 60 reconocidos especialistas en todas las áreas del conocimiento y de distintas instituciones académicas, como la UNAM, la UAM, la UAEM, el Cinvestav, el IPN, el INAOE, e institutos como el de cancerología, salud pública, medicina genómica, prevención de desastres, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial, entre otros.

Los títulos tienen que ver con geofísica, prevención de desastres, insectos, pequeños asesinos, basura electrónica, plantas medicinales, células madre, contaminación invisible, ecología urbana, robótica, inteligencia artificial, la luz,entre otros temas.

Los programas se transmitirán a través del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano y de Canal 22, a partir del 22 de junio.

nelly.toche@eleconomista.mx