El cantante Bono, del grupo irlandés de rock U2, salió del hospital alemán en el que fue operado de urgencia en la espalda, luego de una "parálisis parcial" de la pierna, y deberá aplazar a 2011 su gira prevista por Estados Unidos, indicó el grupo este martes en su sitio internet.

El cantante, de 50 años, y que había sido internado el viernes en Munich necesita "al menos ocho semanas" de rehabilitación, según la misma fuente.

Padecía una "parálisis parcial de la parte baja de la pierna", precisó el profesor Joerg-Christian Tonn, el cirujano que operó a Bono, en el sitio del grupo.

"Bono padecía una compresión severa del nervio ciático. Sobre la base de la IRM (Imagen por Resonancia Magnética), me di cuenta de que había un desgarro serio del ligamento y una hernia discal", lo que no dejó otra opción que una operación quirúrgica, explicó el doctor Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt, también encargado del cantante.

"Esta cirugía era el único medio para una remisión total y para evitar otras parálisis. Bono está mucho mejor y volvió a encontrar toda su motricidad", indicó Tonn.

Las próximas semanas serán "cruciales", precisó Müller Wohlfahrt. Ocho semanas de rehabilitación son "un mínimo", según él.

Los promotores de la gira de U2, llamada "U2 360", confirmaron que los conciertos previstos en Estados Unidos, del 3 de junio al 19 de julio, serán aplazados "hasta 2011", sin dar más precisiones.

Ya se habían vendido más de un millón de entradas, según el representante del grupo, Paul McGuinness. "Nuestra mayor -y yo creo nuestra mejor- gira fue interrumpida y estamos todos afligidos", dijo. "Para un artista que vive para estar en la escena, es mucho más que un golpe duro", añadió.

El festival de Glastonbury (suroeste de Gran Bretaña) también indicó que el grupo no realizaría el concierto previsto el mes próximo.

"Estoy realmente desolado", dijo Bono. "Queríamos realmente estar ahí para hacer algo realmente especial, incluso habíamos escrito una canción especial para el Festival", agregó.