Santiago.— Se dice que blockchain es la tecnología que más va a cambiar la empresa y la economía global en una forma radical. Su alcance va más allá del mundo de los negocios, porque tiene el potencial de empoderar a las personas y asegurar la transparencia en las transacciones.

De estas y otras ventajas habló con el presidente chileno, Sebastian Piñera, Don Tapscott, una de las principales autoridades mundiales en materia de blockchain y autor de 15 celebrados libros sobre el impacto de la tecnología en la economía y la sociedad.

El país latinoamericano no está ajeno a la revolución de la cadena de bloques, como se le conoce en castellano. En marzo de este año la Comisión Nacional de Energía (CNE) chilena comenzó a adoptar la tecnología de blockchain a través de la plataforma Energía Abierta, para certificar la calidad y certeza de los datos abiertos del sector energético chileno. Y desde el año pasado, IBM y la Bolsa de Santiago suscribieron una asociación estratégica para incorporar la tecnología a las transacciones en el mercado financiero local. Estas son las primeras experiencias a gran escala que se están implementando en Latinoamérica.

Durante la audiencia, realizada en el palacio de gobierno chileno, el mandatario y Tapscott abordaron las condiciones que se requieren para un desarrollo ordenado de esta tecnología en el país. A su vez, dialogaron sobre el alcance que tendrá blockchain en industrias como energía, minería, telecomunicaciones, salud, y retail, entre otras.

“En los próximos 20 años, blockchain generará los mayores cambios en la empresa y la economía global. A través de esta tecnología la Internet de la Información está evolucionando hacia la Internet del Valor: una plataforma nueva y distribuida que está remodelando el mundo de los negocios y la sociedad”, destacó Tapscott.

El presidente Piñera aceptó la invitación de Tapscott para visitar la sede del Blockchain Research Institute (BRI), que encabeza el experto, en su próxima visita a Toronto, Canadá. El objetivo será profundizar en la experiencia del gobierno de ese país en la adopción de blockchain, su marco regulatorio y en la creación de un ecosistema que favorezca una implementación ordenada de la disruptiva tecnología.

En la reunión, Tapscott, quien es también  profesor adjunto de Rotman School of Management, anunció su intención de abrir una oficina de BRI en Chile, para ayudar a empresas y gobiernos en la adopción de esta tecnología.

 “A través del BRI sus miembros podrán acceder a más de 75 proyectos de investigación original, prospectiva y estudios de caso. Los que son liderados por 40 de los principales pensadores y desarrolladores de blockchain a nivel global”, complementó María Pía Aqueveque, economista y empresaria chilena que asistió a la audiencia junto a Ana Paula Lopes, innovadora social y empresaria local.

abr