FaceApp es una aplicación que está dando mucho que hablar estos días. El revuelo en las redes sociales de gente compartiendo fotos de ellos mismos "envejecidos", está generando preocupación entre expertos de seguridad, por los posibles riesgos sobre la privacidad de los datos generados de su uso.

Alrededor de FaceApp coinciden dos realidades que han hecho disparar las alarmas:

  • Los servidores se encuentran en Rusia.
  • La política de privacidad es vaga.

Lo que debería hacer pensar dos veces a los usuarios antes de aceptar sus términos.

La base central está fuera de la Unión Europea, dificultando la aplicación de la legislación comunitaria sobre protección de datos, la más exigente de las existentes en los países desarrollados, cuestiona El País.

Por otra parte, cuando se aceptan las condiciones de uso de la aplicación, se especifica en la petición de autorización que los datos pueden ser cedidos a terceros, pero no los usos que estas compañías podrían hacer de la información. Además, no suele ser un elemento en el que los usuarios reparen cuando continúan con la instalación, advierte el medio español.

Esta app detalla que es "transferible, perpetua, irrevocable, no exclusiva, libre de regalías, mundial, totalmente pagada, para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados, distribuir, ejecutar públicamente y mostrar su contenido de usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en relación con su contenido de usuario en todos los formatos y canales de medios conocidos o desarrollados posteriormente, sin compensación para usted".

Los términos de uso de FaceApp dejan muy claro que si algún usuario vive en la Unión Europea u otras zona con leyes que limitan la recopilación de datos o con leyes distintas, en este sentido, a las de Estados Unidos, la aplicación se reserva el derecho de transferir nuestros datos a servidores que estén en países o jurisdicciones que tengan leyes menos restrictivas, reporta La Vanguardia.

Y el foco de muchos está centrado en que el equipo principal de desarrolladores de FaceApp está en Rusia, lo que genera dudas, no solo de la Unión Europea, sino de Estados Unidos y Latinoamérica.

FaceApp asegura que "la mayoría de imágenes" se eliminan en las 48 horas posteriores a la fecha de subida, pero sin concretar qué quiere decir "la mayoría".