En la guerra informática desatada tras el cierre del sitio Megaupload por el FBI, el grupo de hacktivistas Anonymous asestó un nuevo golpe contra Sony, al publicar toda su discografía para que los usuarios la puedan descargar libremente.

El colectivo publicó en el sitio Pastebin enlaces que permiten acceder a archivos torrents alojados en otros sitios que permiten descargar el catálogo completo de obras musicales bajo el sello de Sony, ordenada alfabéticamente por año y artista.

Esta firma ya ha sido un blanco favorito del colectivo. El año pasado realizó intromisiones a la base de datos de los usuarios de Play Station para demostrar las supuestas débiles medidas de seguridad con que resguarda la información.

En esta ocasión lo hizo por su abierto respaldo a los proyectos de ley antipiratería SOPA (Stop Online Piracy Act) y PIPA (Protect Intellectual Property Act).

Anonymous publicó además un vídeo en el que declara la guerra a Sony y a las grandes compañías de la industria debido al apoyo a estas legislaciones, e incluso aseguró que la firma que tiene en su catálogo las obras de Michael Jackson o Jimi Hendrix, había firmado su sentencia de muerte .

Y sentenció: Sony no será la única.

Tras el cierre de Megaupload, Anonymous anunció que iniciaría uno de los mayores ataques cibernéticos, con miras a la Casa Blanca, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, compañías como Universal Music o Warner Music Group.

Como reacción, el colectivo reveló datos personales del director del FBI, Robert Muller, como parte de su "Operación Represalia", tras lanzar ataques contra la página del Departamento de Justicia de Estados Unidos y contra el portal de la empresa Universal Music.

Y es que el cierre del popular sitio de descargas ocurrió un día después de la huelga en internet como muestra de rechazo por las propuestas de ley SOPA y PIPA, lo que derivó en que al menos 19 legisladores estadounidenses retiraran su apoyo a estas propuestas de ley.

Aunque muchos miembros del Congreso han cambiado su posición frente a las controversiales SOPA, la redada contra Megaupload del jueves probó que los federales no necesitan SOPA, o su legislación hermana, PIPA, para asestar golpes contra la Web , escribió entonces Anonymous en su blog.

JSO