La posibilidad de utilizar recursos provenientes del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para reforzar las finanzas de Pemex tendrá un efecto de calificación neutral para el gobierno federal, coincidieron las calificadoras Standard & Poor’s y HR Ratings.

La situación para la petrolera es mucho más compleja, expuso el analista soberano Joydeep Mukherji, pues no hay detalles firmes sobre su nuevo uso y, por lo poco que se ha divulgado, no trae aparejado un plan de negocios que garantice la viabilidad de largo plazo de la empresa.

En conferencia telefónica, para divulgar las condiciones crediticias para América Latina, analistas de S&P admitieron que Pemex y las directrices domésticas de México se mantienen como un importante factor de preocupación para la agencia.

“Claramente las políticas económicas en sectores estratégicos de energía se mantienen como origen de la incertidumbre y esto mismo afecta las expectativas de crecimiento”, advirtió en su oportunidad Alexandre Dimitrijevic, director global de análisis e investigación en S&P.

Mientras José Pérez Gorospe, del Comité de condiciones crediticias de Latinoamérica en S&P, recordó que “la nueva administración ha emitido importantes mensajes que afectaron la confianza de los inversionistas y con ello se ha debilitado la estabilidad de la economía”.

Se refirió específicamente a la cancelación de la construcción del aeropuerto internacional de la Ciudad de México y las medidas para posponer hasta nuevo aviso las licitaciones abiertas de las rondas correspondientes a la reforma energética.

La calificación de México en la agencia es “BBB+”, esto es dos escalones arriba del grado de inversión, pero con la perspectiva negativa que indica una de tres posibilidades de un recorte de la nota.

Señales contradictorias

En la misma conferencia, el analista soberano admitió que el anuncio informal que también dieron las autoridades sobre un posible recorte al gasto resulta interesante, por lo ambicioso que suena el compromiso con mantener la deuda inalterable.

Sin embargo, suena contradictorio cuando se observa que es el mismo gobierno quien está pugnando por dar un papel más relevante a Pemex para la economía, otorgándole responsabilidades para las que se requiere una fuerte inversión. Ambos objetivos resultan incongruentes con los mensajes de reorientación de recursos hacia programas sociales y con la tendencia a la baja que mantiene la economía, factor que limita las expectativas de que el gobierno consiga recursos suficientes para cumplir con sus metas de orden social, destacó.

Los analistas de S&P indicaron que sostienen el planteamiento original de esperar y ver cómo se resuelve la situación de Pemex, y el impacto de la desaceleración económica en las finanzas públicas, lo que puede tomar más de 12 meses. Enfatizaron que Pemex sigue siendo el foco rojo de sus preocupaciones sobre la estabilidad financiera del país.

Impacto en deuda de largo plazo

Aparte, en un comunicado, la calificadora HR Ratings explicó que el impacto del uso de este fondo, como lo han planteado autoridades de Hacienda, sí afectará al Saldo Histórico de Requerimientos Financieros del Sector Público, que es la métrica de deuda neta más amplia del sector público federal que sí incorpora los activos del FEIP.

En los últimos años, la fuente de ingresos más importante del FEIP provino del uso de 30% de los remanentes de operación de Banco de México aportados al gobierno federal.

En la nota de HR Ratings, destacan que el FEIP es un instrumento contracíclico, “en sentido estricto su utilización está reservada para cuando los ingresos que reciba el sector presupuestario se ubiquen por debajo del programa fiscal del año en curso”.

“Se puede suponer que la creación del FEIP se ideó para el escenario en el que la economía se encuentre en un periodo de debilidad no anticipada en el programa y, por lo tanto, la utilización del FEIP permita mantener el nivel de gasto sin incurrir en un déficit, actuando de esta manera como un instrumento contracíclico”.

Asimismo, consignan que, en cuanto se vayan detallando los posibles usos de los recursos del FEIP, sería importante ver las justificaciones presentadas.