El presidente ejecutivo del banco de inversiones JPMorgan, Jamie Dimon, urgió a la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a concluir la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y buscar más alianzas comerciales.

“Creo que México es un excelente vecino. Queremos que se haga el NAFTA (siglas en inglés del TLCAN). Torturar a México de esta manera, en mi opinión, es equivocado y debe ser corregido”, indicó el directivo en una entrevista con la cadena televisora CNN.

Dimon consideró que Trump debería buscar una alianza común para enfrentar a China, en vez de tener una actitud de confrontación con sus socios del acuerdo, y otros como la Unión Europea (UE) y Japón.

En mayo pasado la administración Trump anunció la imposición de una tarifa de 25% sobre las exportaciones de acero de México y Canadá a Estados Unidos, y una de 10% sobre las de aluminio, como lo hizo antes con la Unión Europea y Japón.

Tanto los tres países como el bloque comercial europeo respondieron con medidas tarifarias sobre una variedad de exportaciones estadunidenses a sus mercados.

La respuesta ha sido similar por parte de China, quien respondió primero a la decisión de Trump de imponer tarifas de 25% sobre exportaciones chinas equivalente a 50,000 millones de dólares y lo que posteriormente Estados Unidos agregó otros 200,000 millones.

“Lo que el presidente debería hacer es trabajar con México, trabajar con Canadá, hacer el TTP (Acuerdo Transpacífico), trabajar con nuestros aliados europeos, con nuestros aliados japoneses y hacer frente a China con un frente común”, dijo Dimon.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, viajará esta semana a la capital estadunidense para reunirse con sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá en el reinicio de las negociaciones del TLCAN, con la expectativa de concluirlas antes del 16 de agosto.

Dimon dijo que la visión en los mercados apuntan en el sentido de Estados Unidos trabajando con socios y aliados para confrontar un rival como China, y no abrir frentes de batalla con todos.

“Ahora tenemos una suerte de guerra comercial, escaramuzas comerciales, como lo quieran definir, con todos nuestros aliados y China”, dijo, calificando la estrategia de equivocada, pues contrario a lo que la Casa Blanca anticipaba, todos han respondido con tarifas de castigo.

erp