Los reguladores no son los únicos en desconfiar del proyecto de Facebook de lanzar una moneda virtual, los propios partidarios de las criptomonedas critican severamente la iniciativa, aunque le reconocen algunos efectos positivos.

“Quienes no quieran usar la Libra ¡levanten la mano!”, pidió el moderador de un debate sobre la futura criptomoneda en la Fintech Week, que se llevó a cabo en Londres. En la sala, dos terceras partes de la asistencia levantaron la mano y expresaron su desconfianza, en una proporción notable para un público, sin embargo, afín a las iniciativas digitales.

“La gente se preocupa por la manera en que va a funcionar la asociación” que gestionará la Libra, explicó a la AFP una de las participantes en el debate, Helen Disney, fundadora de Unblocked Events, una empresa especializada en la promoción de la cadena de bloques (blockchain), la tecnología que está en la base de varias criptomonedas.

Comunidad libertaria

Facebook oficializó a mediados de junio su proyecto de lanzar una moneda virtual en el primer semestre del 2020.

La Libra será cogestionada por 100 empresas asociadas, entre ellas Calibra, una filial de Facebook. Los emisores de tarjetas bancarias Mastercard y Visa, los servicios de pago Stripe y PayPal, y las empresas de reserva de autos Lyft y Uber figuran entre los actores conocidos que gestionarán la divisa virtual.

“Estoy impaciente por tener una criptomoneda con la ética de Uber, la resistencia a la censura de PayPal y la centralización de Visa, todo ello unido al respeto a la confidencialidad demostrado por Facebook”, ironizó en Twitter Sarah Jamie Lewis, directora de Open Privacy, organización de investigación dedicada al respeto a la vida privada.

Pese a las garantías de Facebook, especialistas de las criptomonedas siguen siendo escépticos.

Se trata de un “petardo mojado” más próximo a PayPal que a una criptomoneda, asegura a la AFP Antoine Poinsot, uno de los fundadores del grupo de debate Crypto Lyon, una comunidad francesa centrada en las monedas virtuales.

Esta desconfianza se explica por el hecho de que gran parte de la comunidad es “muy libertaria en su forma de pensar” y quiere “permanecer lejos de los grandes bancos y empresas que controlan la economía”, destacó Disney.

La iniciativa de Facebook es “globalmente positiva”, ya que puede contribuir a convertir en algo más “convencional” el sector, que hoy tiene características más bien inusuales.

Según esta experta, la empresa estadounidense va a impulsar a los reguladores a proponer un marco legal en torno a los activos digitales.