El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y particular por 414 votos a favor, una abstención y un voto en contra de la reforma al artículo 59 de la Ley de Instituciones de Crédito y a los artículos 23, 430 y 635 del Código Civil Federal por la que los menores entre 15 y 17 años podrán abrir cuentas bancarias sin la supervisión de sus tutores.

Ante el pleno de San Lázaro la diputada presidenta de la Comisión de Hacienda, Patricia Terrazas (PAN), en donde se generó el dictamen, argumentó que las reformas buscan incluir al sistema financiero a 7 millones de personas entre los 15 y 17 años ya que éstas están facultadas para estar dentro del mercado laboral.

“La Comisión de Hacienda y Crédito Pública considera adecuado dotar de herramientas a los jóvenes que por ley puedan trabajar a fin de que reciban sus salarios y los administren por sí mismos acorde con los principios previstos en la legislación común que permiten el disfrute de los frutos de trabajo de una persona”, dijo.

Terrazas indicó que las cuentas de ahorro que abran los menores servirán para que se depositen los apoyos del gobierno federal.

El dictamen propone que el Banco de México sea el que emita las reglas para abrir la cuentas y que prohíba que se pidan préstamos con cargo a las mismas cuentas de menores.

“Es de suma importancia enfatizar que este dictamen no tiene por objeto ampliar la edad a la cual los adolescentes adquieren su capacidad legal, es decir, únicamente les otorga como excepción a las restricciones legales a su personalidad el beneficio de abrir cuentas bancarias antes de cumplir su mayoría de edad de tal manera que los productos, las características y los servicios que se permitan en la regulación de Banco de México deberán considerar que los adolescentes aún no cuentan con capacidad legal para realizar por sí mismos actos jurídicos distintos a la apertura de su cuenta”, enfatizó.

Reservas sobre lavado

En la discusión del dictamen los grupos parlamentarios de PRI y PAN presentaron reservas para adicionar artículos transitorios para que se adecúen normas en busca de prevenir que los jóvenes sean utilizados para que se lave dinero a través de sus cuentas bancarias y sean utilizados por los grupos criminales.

Estas adiciones al dictamen original fueron aprobadas para su discusión y votadas por 404 votos a favor, cero abstenciones y un voto en contra.

Las reservas presentadas adicionan un artículo transitorio para que el Congreso de la Unión reforme las leyes necesarias para evitar el lavado de dinero en los próximos 180 días una vez que estén en vigencia las reformas. El dictamen se turnó a la Cámara de Senadores para su análisis y eventual votación.