Una posible cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tendría un efecto negativo de entre 0.5 y 0.8 puntos porcentuales sobre el crecimiento del PIB, estimó BBVA Bancomer.

Ello, como consecuencia de una menor Inversión Extranjera Directa (IED) e inversión fija bruta privada específicamente en el sector manufacturero, y para el 2021 este impacto sería de 0.3 por ciento.

No obstante, Carlos Serrano, economista en jefe del banco, señaló que el escenario de renegociación del tratado en las últimas semanas apunta a que será exitoso y con probabilidad de que se dé antes de las elecciones, por lo que habría una recuperación en la inversión privada, con efecto positivo de corto y mediano plazo.

Economía es resiliente

BBVA Bancomer insiste en que, a pesar de la renegociación del TLCAN y del proceso electoral que concluirá el 1 de julio, la economía mexicana mantiene un importante grado de resiliencia. Por ello, estimó que el Producto Interno Bruto crecerá 2.2% en el 2018, como resultado del impulso al consumo privado y las exportaciones. Para el 2019, la previsión es de 2.2 por ciento.

Serrano detalló que el sector manufacturero tuvo un comportamiento positivo, y se espera un aumento en el nivel de las exportaciones similar al 2017 de 9.8 por ciento.

En este sentido, el especialista señaló que aun cuando la economía mexicana podría verse impactada, los principales indicadores muestran un importante grado de resiliencia.

Respecto a la inflación, el economista destacó que ha disminuido 1.8 puntos porcentuales en los primeros tres meses del año, de 6.8% al cierre del 2017 a 5 por ciento.

En el mismo periodo, precisó, la subyacente pasó de 4.9 a 4.0% y se espera que las previsiones del banco se cumplan en abril para ubicarse por debajo de 5.0 y de 4.0% respectivamente.

Para finales del 2018 previó que se ubique en 3.8%, por lo que es deseable que el Banco de México no eleve más la tasa objetivo y entre en pausa, pues las expectativas inflacionarias están bien ancladas.

[email protected]