Caixabank reafirmó su alianza con Grupo Financiero Inbursa, el brazo financiero del empresario mexicano Carlos Slim, con la apertura de 50 nuevas oficinas en México este año y el objetivo de alcanzar las 500 de aquí a 2014.

Así lo anunció el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gerardo Rodríguez. La alianza entre Caixabank e Inbursa ha hecho importantes avances recientemente y "aspira a llegar a buen término", subrayó el representante de Hacienda del gobierno saliente de Felipe Calderón en un encuentro en Palacio Nacional. "Se trata de dos empresas muy sólidas con un gran potencial de crecimiento", valoró.

Rodríguez destacó la contribución de la banca española a la bancarización de México en la última década, sobre todo gracias a los avances tecnológicos brindados por BBVA Bancomer y el apoyo a las pymes prestado por el grupo Santander, que ultima la salida a Bolsa de 25% de su filial mexicana.

NUTRIDA PRESENCIA ESPAÑOLA

El subsecretario de Hacienda confió en que la Oferta Pública de Venta (OPV) de Santander México se saldará con éxito y servirá de ejemplo a seguir para el resto de los principales bancos del país, entre los que citó a BBVA Bancomer.

"El objetivo del gobierno es propiciar que en los próximos cinco años la mayoría de los grandes bancos esté cotizando" como fórmula para avanzar en el ejercicio de la transparencia y en la disciplina de mercado, y contribuir además al desarrollo del mercado de valores, enfatizó.

En la actualidad, CaixaBank tiene una participación de 20% en GF Inbursa. Desde el 2008, ambas entidades financieras han desarrollado una alianza estratégica para desarrollar la banca minorista en México, centrada en el servicio al cliente y en la oferta de productos y servicios financieros a través de la red de oficinas. Fruto del acuerdo sellado en el 2008, el número de oficinas de GF Inbursa en México ha crecido hasta superar las 320, después de abrir 50 nuevas sucursales este año.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica