La Tasa de Interés Objetivo del Banco de México (Banxico) se mantiene en el nivel de 8.25% debido a la tendencia de estabilización en el nivel de precios a escala nacional y el mejor desempeño de los activos del mercado interno, de acuerdo con el anuncio del banco central este 28 de marzo.

La decisión tomada por la Junta de Gobierno del Banxico fue unánime por tercera vez consecutiva y se alinea con la decisión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, que en días previos mantuvo su tasa de referencia entre 2.25 y 2.50 por ciento.

En el comunicado se resaltó que el nivel de inflación anual regresó al objetivo (3%+/- un punto porcentual), y se colocó en 3.95% a la primera quincena de marzo y se prevé que continúe siguiendo su comportamiento positivo en lo que resta del 2019. Esta situación podría incentivar al Banxico a moderar alzas en la tasa objetivo en linea con la postura los principales bancos centrales. 

El Banxico señala que pese a la mejora de algunas de las variables monetarias todavía existen presiones negativas que podrían afectar el comportamiento del mercado nacional. En este caso se enfatizan los factores de riesgo e incertidumbre derivados de las decisiones económicas internas que ya tuvieron efectos en las calificaciones crediticias de Pemex (Petróleos Mexicanos) y la nota para la deuda soberna de México. 

En cuanto a los factores que podrían presionar la estabilidad de precios se destacó el tipo de cambio, que persiste con volatilidad por factores externos e internos. El comportamiento del precio de los energéticos, la potencialización de las medidas proteccionistas y el impacto derivado del aumento en el salario mínimo también podrían ejercer presiones inflacionarias.

Por los riesgos persistentes el banco central mexicano puntualiza la necesidad de adoptar medidas que generen confianza entre entre los inversionistas dentro del mercado nacional. 

También resalta en su comunicado el llamado a seguir políticas públicas que prioricen la estabilidad macroeconómica. En este aspecto resalta que los focos rojos son el combate a la corrupción, el fortalecimiento del Estado de Derecho y el cumplimiento de las metas fiscales propuestas en el Paquete Económico 2019.

Los integrantes de la Junta de Gobierno reiteran que la insitución actuará de manera oportuna y adecuada para contrarrestar cualquier desequilibrio entre las variables monetarias, y guiará sus decisiones periódicas a continuar con el nivel de inflación en su objetivo planteado.