Carlos Torres, presidente de BBVA, señaló que la banca afronta una de las disrupciones más importes económicas de la historia ante los actuales retos sociales y medioambientales.

“Por tanto, todos los negocios, todas las empresas y toda la sociedad se tienen que adaptar a esa realidad, a ese cambio tan importante por el cambio climático, fundamentalmente”, dijo Torres, en el marco del Foro de Davos.

“Y los bancos somos esenciales, porque financiamos actividades productivas y podemos ayudar y acompañar con nuestro financiamiento a nuestros clientes en esa transición. Por eso digo siempre que el futuro de la banca, el futuro de las finanzas, es financiar el futuro, un futuro con mayúsculas”, enfatizó.

BBVA informó hace dos años un compromiso público de movilizar 100,000 millones de euros en financiamiento sostenible. Y, en los dos primeros años, después de haber hecho ese compromiso, en el 2018 y en el 2019, ha conseguido movilizar 30,000 millones de euros.

Vivimos nueva era tecnológica

“En Davos, este año, aparte de temas económicos y de las perspectivas para el 2020, se está hablando mucho de la era nueva en la que vivimos por la tecnología, los datos, la inteligencia artificial, la computación cuántica y otras tecnologías que nos ayudan en nuestro día a día”, indicó.

“Pero el tema fundamental es la necesidad de integrar las perspectivas de los clientes, de los empleados, de los accionistas y de la sociedad en su conjunto, equilibrando el punto de vista económico con el medioambiental y el social en todo lo que hacemos las empresas. Y eso está muy alineado con la forma en la que trabajamos en BBVA, siempre guiados por nuestro propósito, que es poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”, finalizó.