Andrés Manuel López Obrador dijo que de ganar las elecciones fortalecería el campo para garantizar la autosuficiencia alimentaria y dejar de importar granos básicos como maíz, frijol y arroz, así como carne, leche y huevo. Afirmó que para ello se darían créditos a la palabra, subsidios y fertilizantes para los agricultores, y se vigilaría que haya un precio de garantía a las cosechas de los productores.

Al conmemorar el 99 aniversario luctuoso de Emiliano Zapata, en Jerez, Zacatecas, López Obrador firmó con sectores campesinos el Plan de Ayala Siglo XXI, “para que cese y se termine el menosprecio al campo, y comencemos una etapa nueva de rescate a la actividad productiva”.

En su discurso, el político tabasqueño cuestionó que a pesar de que el maíz es originario de México, “estamos comprando 14 millones de toneladas de maíz en el extranjero; México es el país del mundo que más maíz compra en el extranjero. Vamos a producir el maíz en México; ya también no se va a comprar, como sucede ahora, 20% del frijol que consumimos; 90% del arroz.

“Se compra la carne de res, la carne de cerdo, se compra la leche (...) Estamos en una tremenda crisis porque dependemos del extranjero en lo que consumimos, no hay soberanía alimentaria”, dijo.

Al término del evento, el candidato presidencial afirmó que es una “mancha más al tigre” que el Tribunal Electoral Federal haya validado la candidatura a Jaime Rodríguez Calderón el Bronco.