Víctor Landeros Sifuentes La Iguana, supervisor de la policía municipal de Acuña, Coahuila, junto con los sicarios identificados como El Chagui, El Flaco y El Pelón de quienes se realizaron retratos hablados, son los presuntos responsables de arrebatar la vida a José Eduardo Moreira Rodríguez, hijo del exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés.

Sergio Cibeles, vocero de Seguridad de la entidad, añadió ayer que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila (PGJEC), solicitó que la PGR tome declaración a Salvador Alfonso Martínez Escobedo La Ardilla, presunto jefe de plaza del Noreste de Los Zetas, así como de la fuga de 132 reos del Centro Federal de Readaptación Social de Piedras Negras, ocurrido en septiembre pasado.

A cuatro días de investigación, se logró establecer que La Iguana, en complicidad con Rodolfo Castillo Montes, subdirector operativo de la Policía de Acuña, más los preventivos municipales Víctor Carrizales Prieto y José Trinidad Landeros Sifuentes, fueron quienes prepararon la celada para que el sobrino del actual gobernador, Rubén Moreira, fuera ejecutado el pasado miércoles.

El Subdirector operativo y los dos elementos preventivos, se encuentran actualmente en calidad de arraigados, bajo el presunto delito de homicidio calificado con premeditación, ventaja y traición, mientras que Landeros Sifuentes, La Iguana, El Chagui, El Flaco y El Pelón, son buscados por Fuerzas Federales, municipales y estatales en toda la entidad.

La Procuraduría estatal, resaltó que en el esclarecimiento de los hechos, surgió que de las tres personas, sólo identificadas por sus alias, de las cuales se remitieron retratos hablados, serían quienes habrían acabado con la vida del hijo del exgobernador y expresidente del CEN del PRI, Humberto Moreira.

Hasta el momento se continúa investigando la existencia de mantas alusivas a mensajes de grupos de la delincuencia organizada en el lugar de los hechos, pero no existe ninguna evidencia hasta ahora de las mismas , afirmó la PGJEC.

Por tal motivo, se giró un oficio de colaboración a la Procuraduría General de la República (PGR), para que Martínez Escobedo La Ardilla, puesto a disposición ayer por la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR) a la SIEDO, para que le tomen declaración sobre el asesinato de José Eduardo Moreira Rodríguez y la fuga masiva del penal de Piedras Negras.

En las indagatorias participan, de acuerdo al vocero de Seguridad de Coahuila, Sergio Cisbeles, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), la PGR y la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF).

[email protected]