La PGJDF se encuentra a la espera de que el Poder Judicial de la Ciudad de México informe la procedencia o no de la solicitud de orden de aprehensión contra Leopoldo Rafael Duarte Pereda, relacionado con el abuso sexual de cinco menores en el jardín de niños Montessori Matatena, que fue consignada sin detenido a un juzgado en turno del reclusorio preventivo norte.

Esto después de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y el titular de la PGJDF, Rodolfo Fernando Ríos Garza, se comprometieran a integrar la averiguación previa FDS/FDS-G/T3/00199/16-04 de la forma más correcta para evitar cualquier resquicio con que se pueda alegar que se violó el debido proceso.

No obstante, faltaban aún por integrar otras dos pruebas psicológicas de dos menores, dado que hasta el momento se han concretado tres, razón por la cual los familiares demandaron al mandatario local y al procurador que se actuara, debido a que el tiempo sigue transcurriendo y lo único que se les ha informado es que se avanza y se realizan los peritajes a unos archivos de computadora.

De acuerdo con la indagatoria sobre el jardín de niños clausurado por la delegación Benito Juárez, ubicado en el número 398 de Augusto Rodin, colonia Extremadura Insurgentes, la fiscal Alicia Rosas Rubí tiene la obligación de agotar las indagatorias a todo probable afectado, debido a que al colegio Montessori Matatena asistían en total 33 menores de entre cuatro a seis años.

Se esperaba que este fin de semana un juzgado de lo penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México girara la orden de aprehensión contra Duarte Pereda, sobre quien Interpol-México solicitó a la policía internacional marcar con la ficha azul para evitar que se sustraiga de la acción de la justicia, sin embargo, no se confirmó que la orden haya sido obsequiada.