La vinculación a proceso de los presuntos autores materiales de los asesinatos de los periodistas, aunque representa avances en las investigaciones, no significa que con ello se esté abatiendo la impunidad en los crímenes, señaló Balbina Flores, representante en México de Reporteros sin Fronteras (RSF).

En entrevista, explicó que aún queda pendiente que en el proceso un juez determine la culpabilidad y sentencie a los presuntos responsables.

“Reconocemos que la Feadle actualmente ha hecho algunos avances, la consignación de estas personas es un signo positivo porque no lo habíamos observado a lo largo de casi 15 años en la detención de autores materiales en el caso de los asesinatos de periodistas”, dijo.

Sin embargo, afirmó: “Estamos conscientes de que la detención de estas personas no significa que haya justicia, es decir, no significa que la impunidad se acabó, decir eso sería un poco irresponsable de nuestra parte”.

De acuerdo con el fiscal, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, de los 16 homicidios de periodistas reportados en el 2017 y el 2018, se ha vinculado a proceso a 18 personas presuntamente relacionadas con seis casos, mientras que están pendientes de cumplimentarse seis órdenes de aprehensión en tres casos más.

Balbina Flores puntualizó que el nuevo sistema de justicia penal permite a la Fiscalía realizar vinculaciones a proceso con mayor prontitud a las consignaciones del sistema anterior, lo que es uno de los factores que inciden en los avances.

En este sentido, consideró que “de ninguna manera hay justicia y que la impunidad se está acabando”, y recordó que en México hay alrededor de 140 periodistas asesinados en los últimos 16 años y 21 periodistas desaparecidos.

“En el caso de los periodistas desaparecidos, hay que decirlo claramente, no están siendo investigados y mucho menos están resueltos. Sí podemos reconocer que en el caso de los asesinatos hay estos ciertos indicios de avances; en el caso de las desapariciones no lo hay”, dijo.

Sobre el rezago en el resto de los casos de homicidios de periodistas, la representante de RSF consideró que “es un problema grave” que necesita una respuesta de la Procuraduría General de la República porque a la fecha no se tiene información de los avances en las investigaciones.

“¿Qué ha pasado con estas averiguaciones, qué ha pasado con estas investigaciones? No se pueden quedar rezagadas en los archivos, y tenemos muy claro que en estas investigaciones, en el anterior sistema, nunca dieron ningún resultado, no pueden permanecer estas investigaciones en indagación, tienen que llegar a una conclusión y eso es lo que queremos”, manifestó.

Refirió que constitucionalmente la justicia debe ser pronta y expedita, circunstancia que “no existe” en nuestro país ya que es “lenta, burocrática, no es ágil y no está respondiendo a las garantías que nos otorga la Constitución”.

politica@eleconomista.mx