La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó que el cumplimiento de las observaciones realizadas a la PGR en relación con el Caso Iguala debe ser total y no admite respuestas a medias .

José Trinidad Larrieta Carrasco, titular de la Oficina Especial para el caso Iguala, dijo que de esto depende el esclarecimiento de los hechos y que se llegue a la verdad de los acontecimientos.

La debida observancia de la PGR a las propuestas y observaciones que se le hicieron es requisito sine qua non para materializar los ejes bajo los cuales la Comisión Nacional ha conducido su investigación sobre las violaciones a los derechos fundamentales , expuso.

El pasado 23 de julio, la CNDH presentó el documento Estado de la Investigación del Caso Iguala , donde hizo a la Procuraduría las observaciones; ese mismo día la PGR respondió que atendería las propuestas de la institución.

El 27 de agosto la dependencia federal entregó al organismo nacional un documento donde da cuenta del cumplimiento, avance y atención a las propuestas.

El titular de la Oficina Especial para el Caso Iguala lamentó que ninguna de las 26 observaciones que se le formularon en torno a la investigación sobre el caso ha sido atendida en su integridad.

Luego que el 27 de agosto la PGR informó a la CNDH el avance a sus observaciones, el organismo nacional revisó la respuesta y consideró que esta es insuficiente e imprecisa , ya que sólo dos han sido atendidas parcialmente, tres están en vías de atención y 20 no han sido atendidas.

Larrieta dijo que se busca el respeto al derecho de las víctimas a conocer la verdad, se haga justicia, la reparación integral del daño y, desde luego, la convicción de que estos hechos no se vuelvan a repetir .