Hasta el momento los análisis se enfocan en tratar de escudriñar las motivaciones de las decisiones políticas de Donald Trump en materia de migración. La fobia que ha mostrado respecto de los migrantes no blancos hispanos y musulmanes, principalmente muestra que no tiene idea de su importancia para el buen funcionamiento de la economía que quiere engrandecer de nuevo.

El caso es que las tres órdenes ejecutivas que tienen que ver con migrantes las del 25 de enero: una: la construcción del muro fronterizo, y la otra, para perseguir y deportar inmigrantes ilegales, así como la orden ejecutiva del 27 de enero, para suspender el programa de refugiados e impedir la entrada a Estados Unidos de nacionales de siete países musulmanes ya han tenido una respuesta social gracias al auspicio de organizaciones no gubernamentales en favor de los derechos humanos, incluidos los de los migrantes.

En Estados Unidos existen cientos de organizaciones sociales que luchan en favor de los migrantes, y lo hacen de manera abierta. Son organizaciones civiles algunas, otras, vinculadas con la Iglesia católica y otras confesiones que atienden a refugiados y migrantes.

Entre las principales están American Civil Liberties Union, con representación en todos los estados, y Southern Law Poverty Center, ambas, enfocadas en combatir la discriminación y los prejuicios raciales.

Sin embargo, también existen agrupaciones que buscan eliminar la inmigración y proteger a los blancos anglosajones de convertirse en una minoría más dentro del país que fundaron. Algunos grupos antiinmigrantes son explícitamente racistas; otros, a duras penas logran disimular sus prejuicios.

Con la campaña presidencial del 2016, el activismo antiinmigrante tuvo un repunte, a cargo de una serie variopinta de grupos, que tienen en común identificar a los inmigrantes no blancos como el origen de la pobreza, la contaminación, la decadencia urbana y todos los males que aquejan a Estados Unidos.

Una de las ideas más exóticas de estos grupos es que creen que el gobierno mexicano y los méxico-americanos están haciendo un plan secreto para cercenar el suroeste de Estados Unidos y crear un nuevo país Aztlán, con población hispana. Se calcula que ha y aproximadamente 892 grupos de odio en los Estados Unidos, según Southern Poverty Law Center.

Grupos abiertamente antihispanos

American Immigration Control Foundation (AICF) /Americans for Immigration Control (Monterey, VA)

Fundada en 1983. Su sitio web asegura que los inmigrantes han sembrado la semilla del conflicto interracial en Estados Unidos. Su actual dirigente es Sam Francis, editor de la publicación mensual Council of Conservative Citizens (CCC). Su anterior líder fue John Vinson, fundador de la Liga del Sur, una organización supremacista blanca. Actualmente Vinson es editor de la publicación antiinmigrante Border Watch. AICF fue financiado por la Pioneer Foundation, misma que desde su fundación, en 1937, ha costeado proyectos de eugenesia para comprobar el nexo entre raza e inteligencia. La AICF apoyó la millonaria campaña Federation for American Immigration Reform (FAIR) para culpar a los inmigrantes de los problemas sociales de Estados Unidos.

California Coalition for Immigration Reform (CCIR). desde el 2013, National Coalition for Immigration Reform (Huntington Beach, CA) Control (Monterey, VA)

Creada en 1994 por Barbara Coe -quien reiteradamente se refería a los inmigrantes mexicanos como salvajes - en apoyo a la Proposición 187 para impedir a los inmigrantes ilegales y a sus hijos acceder a servicios sociales y de salud. Coe estaba a favor de sellar la frontera con México. NCIR está relacionada con grupos neonazis y trabaja con una de las organizaciones supremacistas más recalcitrantes: VCT.

Federation for American Immigration Reform (FAIR) (Washington, DC)

Es uno de los grupos antiinmigrantes más consolidados y de los que más recursos ha recibido del Pioneer Fund. John H. Tanton fundó la organización en 1978 y sigue siendo parte del consejo directivo, además de ser el editor de The Social Contract Press, que vende panfletos racistas y antiinmigrantes. El actual director, Dan Stein, sostiene que la FAIR cuenta con 70,000 miembros.

American Border Patrol

Es una ONG que se dedica a monitorear la frontera mediante sobrevuelos con tres avionetas diseñadas para detectar migrantes ilegales. Glenn Spencer es el presidente de esta organización, fundada en el 2002, cuyo propósito es que el gobierno construya un muro similar al de la frontera Tijuana-San Diego.

Americans for Legal Immigration (ALIPAC) (Raleigh, NC)

Es una organización nacional creada el 9 de septiembre del 2004 para honrar a las víctimas del ataque terrorista de las Torres Gemelas, provocado por la inadecuada aplicación de la legislación migratoria existente. El activismo de ALIPAC ha sido central para impedir la aprobación en el Congreso de la reforma migratoria y amnistía para ilegales entre el 2006 y 2014. Su director ejecutivo es William Gheenan, ligado a Breitbart News. Dice ser la organización más influyente, con 600,000 seguidores.

New Yorkers for Immigration Control and Enforcement (NYICE)

Es una organización abierta a todos los ciudadanos e inmigrantes legales, enfocada a unirse en la lucha para proteger las fronteras mediante la aplicación estricta de la ley. Considera que los inmigrantes ilegales son invasores que pasaron ilegalmente la frontera o cuyas visas caducaron. Estos millones de ilegales, según NYICE, disminuyen los salarios y saturan los servicios educativos y de salud. Pero, lo más grave es que los inmigrantes ilegales participan en crímenes violentos en una gran proporción. NYICE calcula que, diariamente, 25 ciudadanos estadounidenses son asesinados por ilegales.

Camp LoneStar (Brownsville, TX)

Es un grupo armado irregular que sale a la caza de migrantes en la frontera, sin respeto alguno a los derechos humanos. Su fundador es Kevin Massey III.

Colorado Alliance for Immigration Reform (CAIRCO)

Se enfoca en eliminar la inmigración ilegal en Colorado y restringir la inmigración legal a niveles sustentables.

Americans Have Had Enough (Mauldin, SC)

Fue creada para salvar a la nación del gobierno tiránico. Entre sus objetivos están asegurar las fronteras y aplicar las leyes en contra de la contratación de inmigrantes ilegales. Su director ejecutivo es Roan García Quintana, cubano y republicano, miembro del Council of Conservative Citizens y del Tea Party.

Californians for Population Stabilization

Tiene el propósito de formular e impulsar políticas públicas para estabilizar la población de California con objeto de preservar la calidad de vida y el medio ambiente del estado. Responsabilizan al gobierno federal de implementar políticas migratorias inadecuadas y antiguas, estimulando en exceso la inmigración. Por ello, no culpan a los migrantes, sino al gobierno. Es el grupo menos agresivo.

US Border Guard (USBG) Mesa, AZ

Es una organización comprometida con la seguridad fronteriza, en contra de narcotraficantes y el tráfico de personas. Su fundador, Jason Todd, fue neonazi.

ProEnglish (Arlington, VA)

Fue fundada en 1994 por John Tanton, con el propósito de defender al inglés como única lengua oficial en EU. Provee de asistencia legal en litigios en torno al uso de otra lengua antes que el inglés. La dirige Sam Pimm, republicano cercano al precandidato Ben Carson.