Con la designación el miércoles de Gabriel Quadri como precandidato del Partido Nueva Alianza (Panal) se configuró el cuarteto que contenderá, a partir del 30 de marzo, por la Presidencia de México.

La veda electoral decretada por el Instituto Federal Electoral (IFE), a partir del jueves 16 de febrero y durante 44 días, servirá a Quadri para plantear su estrategia, estructurar su plan de gobierno y definir a quiénes lo acompañarán en el camino.

Andrés Manuel López Obrador, el más conocido de todos los participantes presidenciales (98% según la más reciente encuesta de Mitofsky), inició su precampaña con dos innovaciones: el acercamiento con el sector empresarial (varios de sus colaboradores son reconocidos empresarios de Nuevo León) y con un discurso en el que abre a todos las puertas a la República Amorosa, un proyecto cuyas directrices son: honestidad, justicia y amor.

El discurso de López Obrador, menos belicoso y más conciliador que en la elección del 2006, cuando buscó la presidencia frente al panista Felipe Calderón Hinojosa, le ha valido avanzar dos puntos en las encuestas, desde octubre del 2011 a la fecha, y colocarse detrás de la precandidata Josefina Vázquez Mota, del PAN.

La ex secretaria de Educación Pública salió airosa y fortalecida de la campaña interna del PAN, a pesar de los ataques de sus contrincantes. Creció en notoriedad (82%) y avanzó cinco puntos en las preferencias electorales, en detrimento del priista Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto, ex gobernador del Estado de México, no ha podido remontar su caída de siete puntos en las preferencias electorales, aunque conserva una ventaja considerable respecto a Vázquez Mota (16 puntos) y AMLO (22 puntos). Quadri aún no figura en las encuestas.

Elecciones 2012

Da clic a la imagen para ampliarla

GOBERNADORES, FACTOR DE PESO EN ELECCIONES

El panista Santiago Creel sintió en carne propia lo que significa contar con el apoyo de los gobernadores cuando de buscar el voto se trata. Durante la elección interna del PAN, el domingo 2 de octubre se vio ante un grupo de 12 personas, en su mayoría representantes de medios de comunicación e integrantes de su equipo. Los simpatizantes del blanquiazul lo habían dejado plantado .

El que también sabe de esto es López Obrador. En el 2009, durante un recorrido por el estado de Oaxaca, denunció las presiones del gobernador para impedir que realizara la gira.

Manifestamos enérgicamente no hacernos responsables de que algo suceda a esta persona , expresaron presidentes municipales de la zona conocida como Flechador del Sol, según publicó el periódico La Jornada en su momento.

En el otro extremo está el mexiquense Eruviel Ávila, quien en el 2011 se vio beneficiado con la muy aceitada maquinaria priísta presente desde hace más de siete décadas en el Estado de México.

Desde que asumió como gobernador, Ávila Villegas ha externado su apoyo a Enrique Peña Nieto, primero como consejero político, y luego en un mitin en Ecatepec al que acudieron connotados priístas del estado.

El PRI ha recuperado gobiernos locales desde el 2009: gobierna en 19 entidades, frente a siete del PAN y tres del PRD. En el 2010, la alianza PAN-PRD le arrebató tres entidades: Puebla, Oaxaca y Sinaloa, pero en el 2011 ganó cuatro de las seis elecciones locales a gobernador (México, Nayarit, Michoacán y Coahuila).

Tan sólo esas entidades suman junto con Hidalgo, donde también se impuso el PRI en las elecciones para ayuntamientos, más de 18 millones de ciudadanos, es decir 24.52% del total del país. En total, el PRI gobierna a más de 58.6 millones de habitantes, contra 27.1 millones del PAN y poco más e 17 millones del PRD-PT. La alianza PAN-PRD gobierna sobre 12.3 millones de habitantes.