En casi dos meses, el presidente Felipe Calderón ha visitado 21 estados de la República. A diferencia de años anteriores, en este 2012, año electoral, el Primer Mandatario ha repartido personalmente dinero en efectivo a beneficiarios de programas sociales e intensificó la defensa de su estrategia de seguridad.

El presidente Calderón incrementó en 100% el número de estados que ha visitado este año respecto de enero y febrero del 2011, cuando acudió a 11 entidades.

En el 2006, el expresidente Vicente Fox fue criticado debido a que intensificó el número de giras nacionales, lo que fue calificado como propaganda de cara al proceso electoral en el que se renovaría al titular de la Presidencia de la República. Comparado en el mismo periodo que Calderón, Fox sólo visitó cinco estados más.

Durante casi todos sus eventos, el presidente Calderón defendió la cuestionada estrategia de seguridad, incluso externó que el político que no combata al crimen organizado no merece gobernar.

Hace seis años, el expresidente Vicente Fox indirectamente expuso que el PAN debería continuar en el poder. Se reportó entonces por los medios que en los primeros meses del 2006, Fox llevó a cabo más de 50 giras nacionales y dijo frases como: No es tiempo de cambiar de caballo . De acuerdo con la autoridad electoral, el exmandatario puso en riesgo los comicios federales.

Calderón Hinojosa imitó la estrategia de visitar las entidades y promocionar los logros federales, sobre todo en materia de seguridad, salud, infraestructura y economía.

Entre los estados más visitados por el Jefe del Ejecutivo Federal se encuentran Morelos y Guanajuato, entidades gobernadas por el PAN y que en este 2012 tendrán elección de Gobernador.

Ha visitado la mayoría de los 14 estados que este año renovarán la gubernatura o el Congreso local, como: San Luis Potosí, Jalisco, Nuevo León, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Querétaro y Chiapas, en las que habrá elecciones locales aparte de las concernientes a la Presidencia.

A diferencia de años anteriores, el Presidente sacrifica un día de su fin de semana para acudir a alguna entidad. Además, en cada estado, Calderón concede entrevistas a un medio local e interactúa con la gente.

De forma inusual, se vio al Primer Mandatario entregar dinero en efectivo a beneficiarios del Programa 70 y más, y Oportunidades, como lo hizo en Aguascalientes. Todo tras los daños provocados por las sequías.

Incluso, en San Luis Potosí regañó a una maestra beneficiaria del Programa Oportunidades aunque percibía un sueldo de casi 10,000 pesos mensuales, lo que provocó la molestia del Primer Mandatario porque el programa social es para gente vulnerable.

Puede usted hacer toda la grilla que quiera pero atrás de la raya, que estoy trabajando , dijo Calderón a la profesora.

Se prevé que las visitas frecuentes a estados prevalezcan hasta finales de marzo, cuando comiencen las campañas de los aspirantes a suceder al Presidente y cuando culminen los 100 días de giras que previó la Presidencia desde el año pasado.

Cabe recordar que al iniciar las campañas (30 de marzo), el Presidente, al igual que otros funcionarios, deberá suspender la difusión de propaganda gubernamental en los medios de comunicación.

Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y hasta la conclusión de la jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental , establece el artículo 2 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

La Presidencia de la República clasifica los gastos de las giras. Se paga hospedaje, alimentación, gastos relativos al transporte aéreo y terrestre, así como los concernientes a renta de salones para usos oficiales, ofrendas florales, compra de papelería, renta de saniports, renta de equipo y adquisición de material para seguridad.

En el 2006 (sólo diciembre), en las giras nacionales de Calderón Hinojosa se gastaron 1 millón 745,315 pesos; en el 2007, los gastos ascendieron a 49 millones 234,451 pesos; durante el 2008 se pagaron 42 millones 798,166 pesos, y en el 2009 fueron 36 millones 135,819 pesos.

Para el 2010, la Presidencia pagó 53 millones 166,109 pesos y hasta el 17 de octubre del 2011 hubo gastos por este concepto de 43 millones 832,262 pesos.

tania.rosas@eleconomista.mx